NOVA Salud
Hinchazón leve, piel floja y círculos oscuros

Ojeras o bolsas en los ojos: ¿Por qué se producen y cómo tratarlas?

Hay varios factores que causan o empeoran esta condición, como el envejecimiento, la retención de líquido, falta de sueño, alergias, fumar, factores genéticos, entre otros.

Las bolsas en los ojos aparecen cuando se produce hinchazón debajo de estos. Son comunes a medida que se envejece y los tejidos alrededor de los ojos se debilitan, incluidos algunos de los músculos que brindan apoyo a los párpados.

La grasa que sirve de apoyo a los ojos puede luego dirigirse hacia los párpados inferiores, lo que hace que se vean hinchados. También puede acumularse líquido debajo de los ojos.

Usualmente, las bolsas en los ojos son una preocupación estética. Los remedios caseros, como las compresas frías, pueden ayudar a mejorar la apariencia de las bolsas. La cirugía de párpados puede ser una opción para la hinchazón persistente o molesta debajo de los ojos.

Los síntomas de las bolsas en los ojos pueden incluir hinchazón leve, piel flácida o floja y círculos de color oscuro.

Quizá no guste el aspecto de las bolsas en los ojos, pero en general no son motivo de alarma ni requieren atención médica, a menos que la afección provoque problemas de la vista, irritación o dolores de cabeza, o si está acompañada de una erupción cutánea.

El médico querrá descartar otras causas posibles que contribuyan a la hinchazón, como enfermedad tiroidea, infecciones, enfermedad del tejido conectivo o alergias. Es posible que remitan al paciente con un oftalmólogo, con un cirujano plástico o oculoplástico.

Hay varios factores que causan o empeoran este efecto, como el envejecimiento, la retención de líquido, falta de sueño, alergias, fumar, factores genéticos, enfermedades como la dermatitis, la dermatomiositis, las enfermedades renales y la oftalmopatía tiroidea.

Varios tratamientos para las arrugas se usan para mejorar el aspecto de la hinchazón debajo de los ojos. Entre ellos se encuentran la exfoliación por láser, la exfoliación química y los rellenos faciales, que pueden mejorar el tono de la piel, estirarla y rejuvenecer la zona debajo de los ojos.

Para las personas con piel negra o morena, la exfoliación por láser implica el riesgo de cambios permanentes en el color de la piel (hiperpigmentación o hipopigmentación). Consulta con el médico sobre las técnicas de exfoliación por láser que reducen este riesgo.

En función de la causa de las bolsas en los ojos, la cirugía de párpados (blefaroplastia) puede ser una opción de tratamiento. El procedimiento consiste en eliminar el exceso de grasa a través de una incisión en el pliegue natural del párpado superior o en el interior del párpado inferior. Suele realizarse en un entorno ambulatorio con anestesia local.

Además de corregir las bolsas en los ojos, la blefaroplastia también puede corregir las bolsas o hinchazón en los párpados superiores, exceso de piel en el párpado superior que interfiere en la visión, párpados inferiores caídos, que pueden hacer que se vea la parte blanca del ojo que está por debajo del iris y exceso de piel en los párpados inferiores.

Consulta con el médico los efectos secundarios de la cirugía de párpados, como lo son ojos secos, llorosos, dolor, hinchazón, moretones y visión borrosa. Entre las complicaciones poco frecuentes se encuentran pérdida de visión, sangrado, infección, lesión de los músculos del ojo, abrasión de la córnea y caída de un párpado. Los siguientes consejos pueden ayudarte a reducir o a eliminar las bolsas en los ojos:

Aplicar una compresa fría: humedece un paño con agua fría. Mientras estás sentado, aplica el paño húmedo sobre la piel debajo de los ojos y alrededor de estos durante unos minutos ejerciendo una leve presión.

Limitar el consumo de líquidos antes de acostarte y de sal en tu dieta: esto reducirá la retención de líquidos que puede causar bolsas bajo los ojos.

No fumar: fumar puede agravar el problema de las bolsas debajo los ojos.

Dormir lo suficiente: en la mayoría de los adultos, dormir de 7 a 9 horas es una buena cantidad.

Dormir con la cabeza ligeramente elevada: puede ser útil agregar otra almohada o levantar la cabecera del colchón. O bien, elevar unas pulgadas toda la cabecera de la cama. Esto ayuda a evitar que el líquido se acumule alrededor de los ojos mientras duermes.

Reducir los síntomas de alergia: evita los alérgenos cuando sea posible. Prueba medicamentos de venta libre para la alergia. Habla con el proveedor de atención médica acerca de las estrategias de prevención si tienes reacciones debajo del ojo debido a tintes para el cabello, jabones, productos cosméticos u otros alérgenos.

Usar productos cosméticos: si quieres disimular las ojeras, prueba con el maquillaje.

Lectores: 780

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: