Política
Panorama Político

Inseguridad en Necochea: los delincuentes toman la calle y los ciudadanos tras las rejas

Los malvivientes se apoderaron de la localidad. (Dibujo: NOVA)

La inseguridad ha marcado la impronta de este 2022. El robo de vehículos, de motos, asaltos en plena vía pública, motochorros, entraderas, todo un abanico de delitos para joderle la vida a necochenses y visitantes.

Siempre se ha dicho que la lucha contra la inseguridad tiene 3 patas y que cada una es indispensable e irremplazable: policía, justicia y municipio en la letra escrita deberían trabajar de manera coordinada y en colaboración. Sin embargo en Necochea la lucha contra la inseguridad está renga.

Históricamente la seguridad no era un tema en el que el municipio tenía injerencia pero el avance de la delincuencia, los reclamos de los vecinos y la nueva visión sobre las intendencias obligaron a replantear el rol pasivo de los jefes comunales en materia de seguridad ciudadana involucrando a la gestión municipal en la implementación de estrategias de prevención del delito.

De esta manera la municipalidad de Necochea comenzó paulatinamente con la instalación de cámaras de seguridad, la puesta a punto del centro de monitoreo y el apoyo a las fuerzas policiales gestionando recursos para incrementar los exiguos recursos que otorga la provincia.

El intendente Arturo Rojas cuadruplicó los recursos para la compra de combustible para los móviles policiales que realizan el patrullaje en las calles de la ciudad. Vale aclarar que la provisión de combustible es una obligación del Gobierno provincial. También se reacondicionaron diez móviles que estaban fuera de circulación con recursos propios del Municipio.

Las estadísticas oficiales, así como un mapa del delito en tiempo real brillan por su ausencia, no obstante extraoficialmente se indica que semanalmente se producen en promedio el robo de 8 vehículos y otra cifra similar de motos y bicicletas de alta gama, pero sospechosamente este tipo de delitos no se esclarece. "Cada muerte de obispo" se realiza un allanamiento a algún desarmadero y el perejil que cayó en la redada se come unos días adentro.

Todos los días incontables publicaciones de víctimas de los motochorros piden ayuda a la comunidad en un intento de recuperar al menos la documentación robada; estos delitos, tampoco son esclarecidos y la mayoría de las veces no son denunciados ya sea por miedo a un nuevo ataque, (los delincuentes tienen tus datos personales, tu domicilio y hasta los de tus familiares) o bien por la resignación de saber que no se va a investigar.

Mientras tanto, la lucha contra el narcotráfico se reduce a detenciones esporádicas de algún dealer de poca monta y allanamientos contra "plantaciones"que no superan las 20 plantas de marihuana.

El rol de la justicia, fundamental a la hora de castigar a la delincuencia, es el eslabón que tiene la mayor deuda con el vecino de Necochea. Delincuentes reincidentes, violentos, que se manejan sin ningún apego a la vida y propiedad privada, se campean impunemente por la calle mientras que el ciudadano honesto vive encerrado detrás de rejas, cámaras de seguridad y temeroso de salir a la calle y ser víctima del delito.

Mastropierro: un jefe cuestionado y sancionado

Una preocupante lista de abusos, complicidades y supuestos delitos se le imputan al "Sheriff" Jorge Mastropierro, sin embargo ni desde la justicia ni el poder político (concejales incluidos) se pidió explicaciones al Ministerio de Seguridad de la provincia por la designación y la continuidad de este personaje al frente de la policía local.

En el año 2017, un subcomisario denunció a la cúpula de la policía necochense, entre los que estaba el jefe, por amenazas y corrupción. Radicó las correspondientes denuncias en la Fiscalía Departamental y en la Auditoría General de Asuntos Internos de la policía de la provincia de Buenos Aires.

El denunciante que dijo temer por su seguridad y la de su familia, ya que en su vivienda particular se encontró una nota que decía textualmente: “rata traidor, la vas a pagar” y que en varias oportunidades notó que lo seguían e incluso declaró que un patrullero permaneció a metros de su casa “en actitud vigilante y amenazante”.

A raíz del robo de su propio vehículo el subcomisario tomó conocimiento de ciertos arreglos existentes entre delincuentes y autoridades de la departamental local y apuntó específicamente a “la organización delictual que manejan el comisario Mastropierro, Ezcurdia y otros funcionarios policiales”.

Además denunció que los traslados arbitrarios de “policías honestos” a otros distritos son moneda corriente en nuestra ciudad, situación que él mismo sufrió en persona.

A raíz de esta denuncia Asuntos Internos inició una investigación administrativa en contra de personal perteneciente a la ciudad de Necochea por irregularidades graves y terminó con cese laboral por 60 días contra Mastropierro y otros jefes policiales por enriquecimiento ilícito.

Dado que la legislación vigente impide que se juzgue a una persona dos veces por el mismo delito, a pesar de los actos de corrupción demostrados por los investigadores de la policía no hubo mayores consecuencias.

Analía Duarte, la fiscal general cuestionada por sus vínculos con el poder político

Se dice a boca de jarro que el nombramiento de Analía Duarte fue "el pago" de los ex poderosos “vices”, Amado Boudou y Gabriel Mariotto a la entonces fiscal general interina a cambio de “cajonear” la causa contra Pablo Pina, ex director de Anses Necochea detenido por la policía local durante el acto eleccionario del 2011, con armas, municiones y drogas, tras amenazar a militantes de Unión Peronista y dictar su libertad apenas un par de horas después.

De hecho, durante el proceso de selección para la conformación de las ternas de los aspirantes a ocupar el cargo que hoy ostenta, un abogado marplatense la recusó argumentando que “La doctora Duarte necesita de un aval político para su posible designación como Fiscal General del Departamento Judicial de Necochea, por lo tanto no goza de la libertad, imparcialidad e independencia necesaria para ejercer su rol frente a una posible responsabilidad patrimonial o ética de la provincia de Buenos Aires o sus funcionarios”.

Se la incluyó en la terna con el voto de los consejeros del kirchnerismo que aprovechando un feriado convocaron a una reunión sin la presencia de los integrantes de la oposición. Y como todo en la vida, si pasa la cabeza, pasa todo.

Analía Duarte es hoy señalada como una fiscal aliada al poder que guarda celosamente y bajo siete llaves expedientes que, si vieran la luz del día, llevarían a la cárcel a más de un político necochense, lo que lleva a cuestionar su imparcialidad e idoneidad a la hora de garantizar la actuación de la justicia en defensa de la legalidad y el interés general de la sociedad.

¿Almas en pena? Movimientos sospechosos en el cementerio

Poco después de las 18 en el Cementerio Jardín poco a poco se inicia un movimiento extraño. Un vehículo celeste metalizado se estaciona al fondo del cementerio y dos hombres jóvenes permanecen en su interior durante mucho tiempo. Al rato comienza una discreta procesión de autos que entran al camposanto, dan una vuelta y se retiran.

Durante la gestión de Arturo Rojas los cementerios de Necochea han mejorado sensiblemente en su estructura: ya no hay pastizales, ni montañas de basura, hay lugares para la disposición de basura y se repararon y sumaron nuevas canillas, Además se están refaccionando los baños y el portal de acceso y el sector de la Capilla, pero la seguridad es una materia pendiente.

Sin personal de seguridad ni cámaras para realizar al menos una vigilancia remota, el lugar de descanso eterno de nuestros seres queridos es tierra fértil para vándalos y delincuentes.

Lectores: 1197

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: