Raros peinados nuevos
Para todos los gustos

Flequillos ultracortos y diademas negras: los looks más repetidos de los Emmy 2022

La actriz y modelo surcoreana Hoyeon Jung, en los Premios Emmy.
Detalle del maquillaje de Zendaya, en los Premios Emmy.
Detalle del maquillaje de Zendaya, en los Premios Emmy.
Elle Fanning, con peinado retro en los Premios Emmy.
Elle Fanning, con peinado retro en los Premios Emmy.

La siempre impoluta y original Zendaya y la revelación más chic de Netflix, Hoyeon Jung, se proclaman ganadoras de los mejores looks beauty de los Premios Emmy 2022.

La alfombra roja no hace otra cosa que confirmar las tendencias que los gurús sentenciaron meses atrás sobre la pasarela, en un proceso que las redes sociales han acelerado considerablemente. Así, si Chanel proponía recuperar los broches sobre el cabello, poco ha tardado la actriz surcoreana Hoyeon Jung, una de las protagonistas de la premiada en los Emmy ‘El juego del calamar’, en pasearse por la alfombra roja de los premios con discreta diadema negra de raso y pasador joya.

Si bien es cierto que Jung ha desfilado para la maison francesa en alguna ocasión, la tendencia de la diadema negra se confirmaba con mucha más fuerza cuando Bella Hadid comenzó a pasearse por las calles de Nueva York con una de licra negra.

Así, los Premios Emmy 2022 han dado el pistoletazo de salida a nuevas tendencias como el microflequillo que ya adelantara en Cannes la recientemente fallecida Charlbi Dean en una versión algo más larga, pero no sin olvidar la consolidación de otros tips de belleza como el indiscutible éxito de las melenas ultravoluminosas al estilo años 90: sin cardado, todo brushing.

Muy retro y con diadema o pasador

La reina de los Emmy 2022, y ya puestos también de la ceremonia de 2021, es sin lugar a dudas Zendaya. La actriz no para de recoger premios por su interpretación en la serie ‘Euphoria’, algo que le ha permitido tener tomado el pulso a los tiempos de la red carpet. Sus apariciones sobre ella nunca son iguales, siempre hay un nuevo atrevimiento y un look que deja sin habla; parte del éxito está en su relación con Pierpaolo Piccioli (director creativo de Valentino que lo mismo le hace un vestido a medida, que protagoniza una de sus campañas, que le celebra el cumpleaños) y su estilista, Law Rocha.

El plano beauty, como no podía ser menos, también se adapta a los estándares de originalidad de la actriz, pero sin perder de vista jamás la importancia de realzar su belleza.

Para esta edición de los Emmy, Zendaya volvía al pasado, recuperando un peinado de inspiración años 60 (a su vez década en la que se inspiraban los 90, aquí todo es cíclico). Se trata de un falso cardado en el cabello natural de la actriz, ondulado, seco y crespo, que se cepillaba para multiplicar su volumen, pero alejándose de los acabados pulidos de los años 60 o 90. Con todo el cabello hacia atrás, el peinado se coronaba, acentuando el sabor retro, con una cinta de raso con la que se separaban los dos volúmenes, el de la raíz y el de la melena midi de la actriz.

El maquillaje, haciendo gala de un minimalismo que no desvirtuara el look, corría a cargo de Sheika Daley, que mantenía un tono iluminado y uniforme en todo el rostro de Zendaya con productos de Lancôme y realzaba la mirada con sutileza a través de un finísimo delineado realizado con sombra de ojos y un pincel biselado. Para conseguir potenciar el glow en su piel, Daley aplicó por escote, cuello y hombros el maquillaje en spray.

Pero ni la diadema negra de Zendaya era la única de la gala ni la inspiración retro era solo idea del equipo de estilismo de la actriz. Otra experta en alfombras rojas es Elle Fanning. La actriz es capaz de meterse un festival de cine en el bolsillo acudiendo con una selecta elección de lookazos retro como el Dior del Festival de Cannes en 2019. Pero, para los Emmy 2022, la clave de su puesta en escena estaba en su peinado, un chin bob peinado con ondas retro años 30 que accesorizaba con un pasador recogiendo los bucles abiertos en uno de los lados. Una auténtica obra maestra.

Si ya aprendimos algo de los desfiles de alta costura de Giambattista Valli o de Chanel es el poder sofisticador de un lazo de raso, ya lo conviertas en diadema o en tocado. En el caso de la actriz y modelo Hoyeon Jung, su lazada negra era tan discreta que se camuflaba por completo en su bob francés, pero era la forma de asegurar la fijación del pasador floral que coronaba su cabeza. Tan sencillo como efectivo, con ese solo gesto, la surcoreana cambiada radicalmente su Louis Vuitton.

El microflequillo de Audrey ha vuelto

Hablar de flequillos en pleno otoño no sería demasiada noticia, pero descubrir que de los desfilados y de los curtain fringe hemos pasado al baby bang en su versión más corta, despuntada y Audrey Hepburn es desde luego algo noticiable. Más allá del flequillo del bob francés de Hoyeon Jung, Britt Lower y Stefani Robinson llegaban a la red carpet con flequillos ultracortos, pero trabajados de la forma más favorecedora y elegante.

La primera se decantaba por un recogido tipo terso y pulido en la coronilla, del que se desprendía perfectamente el breve flequillo, llenando el peinado de volumen de una forma inesperada y casi infantil. De este modo, el rostro quedaba despejado, lo que arrojaba luminosidad a la mirada.

Muy distinta era la elección de Stefani Robinson que realizaba la arriesgada combinación de melena XXL con flequillo corto. El resultado era un rostro enmarcado y muy definido, con un flequillo más blunt que tipo cortina o desfilado, junto a una melena muy larga que incluso aceptaba el moldeado de bucles de medios a puntas. La intensa coloración azabache sumaba además brillo y salud al cabello.

Tampoco nos olvidamos del importante tip de maquillaje. Como iniciara Dior en su colección otoño-invierno 2022, el iluminador plateado en el lagrimal, muy intenso y extenso, le daba al look un tono futurista super-Y2K.

Así se lleva una melena noventera en la alfombra roja

Por supuesto, las tendencias de mayor aceptación entre el público juvenil también se han dejado ver en la alfombra roja de los Emmy, reinventadas para ganar un plus de sofisticación. Casi sin quererlo, una de las divas de esta tendencia es Lily James que, tras interpretar a Pamela Anderson en 'Pam y Tommy' y hacer suyo el exuberante look de la vigilante de la playa, se ha quedado con algunos de sus tips. Su melena larga y capeada siempre está peinada para conseguir despegar el cabello de la raíz y aumentar la sensación de volumen, sin olvidar los mechones desfilados en torno al rostro, a modo de una moderna Brigitte Bardot. Otro truco noventero infalible en el look de Lily James era el labial marrón, una de las tendencias de maquillaje más potente de esta temporada.

Si bien para su primer look para la gala, Sydney Sweeney lucía unas ondas zigzag deshechas para ganar volumen, en una versión lob de la melena de sirena, para el cambio de look, el truco de la actriz estaba en cepillar y alisar la melena, lo que devolvía un volumen extra. La reglamentaria raya en medio de los 90 acentuaba aún más el efecto de la melena.

Su maquillaje también aumentaba el dramatismo al marcar un grueso cat eye con sombra negro mate que rasgaba y elevaba su mirada. No faltaba tampoco el delineado de la línea de agua como dicta la década de moda, ni el trabajo en el lagrimal para acercarse a unos sutiles foxy eyes.

El culmen del look lo encontrábamos en la boca, perfilada con lápiz marrón acoralado y rellenada con labial hidratante para potenciar la sensación de volumen. Un look retro perfectamente avalado por las tendencias Y2K.

Lecciones de estilo a los 70

‘Last but not least’, es decir, “la última, pero no menos importante”, llegamos a Jean Smart. La veterana actriz se hacía con un premio Emmy y para la ocasión se marcaba un 'total look' Sharon Stone en el que no faltaba el cabello corto moldeado con bucles para ganar volumen, pero peinado siempre de forma ascendente. También este podría considerarse un look retro años 90 en parte por el estilo alborotado y las capas del cabello a lo Meg Ryan.

Su maquillaje, un ahumado de ojos en tonos marrones y taupe mate, llenaba de matices la mirada de la actriz, entornándola de forma seductora. Pero si algo destacaba de su look, además de sus largas pestañas o del labial coral, era el estado de su piel, tersa, de tono homogéneo, perfectamente hidratada y radiante. 71 años y una piel que se merece un tutorial de TikTok.

La última ceremonia de los Emmy nos ha dejado, por tanto, importantes trucos de belleza y varias tendencias que veremos en los próximos meses, desde los microflequillos hasta los pasadores y las melenazas con mucho volumen. Nos espera un final de año de lo más exuberante.

Lectores: 889

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: