El columnista invitado
Puntos de vista

Precarización en la Argentina neofascista

Eduardo Sanguinetti es filósofo, poeta y performer.

Por Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y performer

El periodismo en su concepción original no existe ya, mutó en trama de medios mercenarios tendencia neofascista, recibiendo buenos dividendos sembrando difamaciones, insultos, mentiras a repetición, eliminando de modo bestial a quién piense diferente, el diálogo no es asimilado a las prácticas del neofascismo, sólo la imposición de políticas de exterminio del diferente, que experimenta un proceso de precarización que define un sujeto caracterizado por el dolor, el padecer y el sufrir, tendencia que instalan esta trama mediática sádica rentada, mafiosa. Por ello la precariedad emerge como una política propia del capitalismo tardío para someter al conjunto de la población...

Manipular la realidad y precarizar información en boca de alcahuetes ignorantes y criminales, son norma y regla en este tiempo de distopías y post verdades, en clave matrix... Con auspiciantes y autores intelectuales del autoritarismo instalado de modo brutal en el planeta... La humanidad se está cocinando un porvenir con los miembros paralizados, los nervios destrozados y la cabeza congelada… En Argentina, símbolo de la decadencia y el quiebre total y absoluto de un país, podemos apreciarlo en magnitud superlativa, lo apreciamos en la etimología del sustantivo “precariedad” y el adjetivo “precario” relacionados con la carencia de recursos propios, la falta de autosuficiencia y la necesidad de pedir o suplicar favores; se halla unido a lo inestable e incierto, a aquello que es corto, fugaz, así como a lo que es delicado y frágil, deviene que relacione precario con proletario.

Los "guarangos" argentos, tal el caso de la burguesía fascista neoliberal, sin causa que defender, en búsqueda de aprobación, sin aceptar que la otredad no los considera dotados, toman el hábito de agredir, violentar, amenazar y llegado el preciso instante hasta de tomar venganza, contratando sicarios, en modo de instalar temor en el pueblo precarizado... Y qué decir de un gobierno como el de Alberto, que negocia con el FMI en un mundo que se diluye, mutando a velocidad vertiginosa, acordando con una Europa moribunda y decadente, ¿socio y cómplice por abstención, de las hordas que precariza a quienes no se asimilan al autoritarismo en acto, cual modo de regimentar a una comunidad?... Se reprime, persigue con policía que acciona fuera de la ley, de modo criminal a estudiantes y sus familias, con ideales e ideas, en convicción de que se tiende a instalar en Buenos Aires, un régimen autoritario de tinte fascista... educandos, que en contragolpe constitutivo en efecto movilizante, en centros de enseñanza públicos de CABA, han tomado estas casas de estudio, a los que se les reduce de modo atroz recursos, negándose el gobierno de la Ciudad a dialogar y empatizar con el estudiantado, la convivencia democrática no existe en la ciudad con mayores recursos de la Argentina... Sólo negocia el gobierno de CABA, espacios públicos para el negocio mafioso inmobiliario, con los siempre presentes comisionistas, de bolsillos profundos y cuentas offshore.

Hoy es preciso hablar sin dobleces... Sentir pensar y decir son la consigna, mantener lucidez no desesperar y soportar con dignidad y coraje este tiempo de transición, sin dejarse llevar por la embestida del aparato represor del neofascismo ignorante, con su política de exterminio a todo aquel que eleve el pensamiento y conocimiento cual símbolo de paradigma de un mundo a vivir.

Enfrentar al ignorante enemigo facho con educación y coraje. Razón que me ha guiado a desarrollar textos a pesar de la sistemática censura en no ser distribuidos en Argentina, mi país. Enseñar la condición humana debería ser objeto esencial de cualquier sistema de enseñanza, hoy remitida a la incertidumbre y la vacuidad, símbolo de precarización en el estadio en el que permanecemos.

Por cierto, los cuentos ya no son oportunos, sin ignorar que la realidad y la verdad no son un cuento... Creo que les agradaría, tal vez, no leer mi escritura de lo indecible, pero no puedo dejar de hacer mención al poder de los estúpidos, a la justicia criminal, la cobardía de la gente, la sociopatía de los políticos en estado de anomia, a organismos internacionales disfuncionales que simulan “bregar por la paz” y la “armonía”, de la precariedad que deviene en "fake news" en la construcción de la desinformación de la corporación de medios mercenaria, medios obscenos, que impulsan y justifican el estado de guerra permanente instalado en este pobre planeta degradado, habitado por millones de seres temerosos, en estado de indigencia, pobreza mental y física.

Y cual sinonimia asimilo la heterodoxia a mi ser y estar, pues no me asimilo, ni sigo doctrinas y opiniones vetustas, que toman carácter de dogmas irrefutables, correría el riesgo de caer en la trampa mortal de ser atrapado por totalitarismos genocidas, pues vivir sin cuentos de hadas es difícil, por eso es tan difícil vivir en este tercer milenio de ritos fúnebres, del pasado abolido y el futuro eliminado ... Por otra parte, no hacemos más que existir en este siglo XXI, transitando el territorio más espantoso de la historia… Táctica y estrategia mnémica, de la denominada cultura ‘cultivada’, conformada por seres que hacen de la ortodoxia un culto y de la mentira un modo de vida... Bajo la mirada atenta de "Gran Hermano", devenido en líder neofascista, que no deja de infiltrar repertorios... Y seguiremos escribiendo el capítulo más audaz de la historia del hombre, sin pausa ni prisa ni tregua, con la urgencia de construir rupturas.

Lectores: 1307

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: