Economía y Empresas
El desarrollo al abismo

2,6 por ciento cayó la actividad industrial en el país

La recesión continúa por los suelos, según informes del INDEC. (Dibujo: NOVA)

El Índice de producción industrial manufacturero, que elabora el INDEC, registró una contracción de 2,6 por ciento en julio pasado. Se trata de la cuarta caída mensual registrada en lo que va del 2021.

La actividad industrial logró recuperar los niveles que había antes de la pandemia, pero se mantuvo estancada desde el comienzo del año. Entre enero y julio, la industria creció solamente un 0,85 por ciento según la serie desestacionalizada del índice. En el mismo período de tiempo, el estimador mensual de la actividad económica general (el EMAE) también se mantuvo estancado.

Considerando la serie original del índice de producción industrial, sujeta a estacionalidad, se registró un rebote interanual del 13 por ciento, comparando contra julio del 2020. Esta variación interanual se conoce como “arrastre estadístico” y se explica enteramente por comparar contra un año particularmente dramático como lo fue el 2020. A pesar de la variación interanual, la recuperación formal de la industria finalizó en el segundo semestre del año pasado.

El análisis por sector reveló que de los 16 rubros que componen el índice de producción industrial, 14 de ellos mostraron aumentos interanuales y 10 registraron aumentos de dos dígitos. Nuevamente, esto surge de la comparación contra un fatídico año 2020 y es un fenómeno esperable dado el tipo de recuperación que se esperaba tras el cese progresivo de las restricciones a la circulación.

Como era de esperar, los mayores aumentos interanuales correspondieron a los sectores que fueron más duramente golpeados por las restricciones del kirchnerismo, y lo que se registra hoy en día es simplemente una mayor apertura de actividades. Este fue el caso de Prendas de vestir y calzado, que creció un 60,9 por ciento interanual, Vehículos automotores con 47 por ciento interanual, y las industrias metálicas básicas que rebotaron un 39,8 por ciento contra julio de 2020.

Los sectores menos afectados por las restricciones registraron rebotes mucho más modestos porque, a su vez, en 2020 también registraron caídas menos violentas y la variación interanual se modera. Alimentos y bebidas aumentó un 2 por ciento interanual, Madera, papel, edición e impresión subió un 5,5 por ciento interanual, y la producción de químicos aumentó un 9,6 por ciento en el mismo período.

Aún así, el sector Muebles y colchones registró una dura contracción del 5 por ciento interanual, y la producción tabacalera se derrumbó un 42,4 por ciento con respecto a julio del año pasado. Este último dato se debe a una base elevada en la recomposición de cantidades en stock luego de que la cuarentena del 2020 paralizara la producción en abril.

Lectores: 619

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: