Sexo y erotismo
Máximo placer

Kamasutra: las 7 posiciones sexuales más fáciles

No hace falta tener desempeño de acróbata para pasarla bien, las posiciones sexuales fáciles también son rendidoras.

El erudito y religioso Vasiayana vivió en la antigua India, más precisamente en el período Gupta, entre los años 320 y 550 después de Cristo. Fue allí donde escribió lo que conocemos como Kamasutra, un tratado sobre la unión amorosa entre el hombre y la mujer que es mucho más que un manual de posturas sexuales.

Inclusive, en su versión original, ni siquiera tiene imágenes que las describan. Sin embargo, con solo citar el título, la mayoría relaciona a la obra con esas 64 posturas, a las que el autor bautizó como "artes". Porque, para él, hacer el amor era el "arte de jugar con el otro".

Con los siglos, estas posiciones han sido modificadas, rebautizadas y hasta distorsionadas. Sin embargo, siguen constituyendo una guía general para pasarla bien en la cama. Aquí te dejamos las 7 posiciones sexuales más "fáciles" del Kamasutra.

Kamasutra: las 7 posiciones más fáciles:

1. El misionero (el hombre arriba)

Posición preferida por muchos, en la cual el hombre se ubica entre las piernas de su pareja. De esta manera, él obtiene libertad de movimientos y ambos pueden mirarse a la cara y abrazarse con facilidad. Para mayor disfrute, los expertos aconsejan colocar algunos almohadones bajo las nalgas de la mujer. También es apta para parejas homosexuales (en el caso de las mujeres también puede utilizarse un vibrador).

2. El misionero (la mujer arriba), o Andrómaca

En esta variante, la mujer debe colocarse encima, en cuclillas o arrodillada. De esta manera, controla el ritmo de penetración (buena estimulación del punto G). El hombre, en tanto, puede acompañar con caricias.

3. Unión del emú (o posición de la H)

Aquí, ambos deben permanecer de pie y la mujer le tiene que dar la espalda al hombre. Si la mujer se inclina hacia adelante, logrará mayor placer. También puede apoyarse sobre una pared u otra superficie para acentuarla. Además, asegura una buena estimulación del punto G.

4. La monta o la vaquera

Otra posición donde la mujer toma las riendas: el hombre debe permanecer acostada, mientras ella se arrodilla encima y rodea sus muslos con los suyos. Esto le permite controlar los movimientos y llevar al máximo las sensaciones de ambos. Él puede acompañar con caricias sobre la espalda de su pareja.

5. Columpio o vaquera al revés

Es una variante de la anterior, donde la mujer le da la espalda al hombre. Puede sentarse sobre él o arrodillarse rodeando sus caderas, lo que favorece la estimulación. Para el hombre, esta posición brinda una visión muy excitante. La mujer tiene gran libertad de movimiento.

6. El perrito

Otra posición clásica, donde la mujer permanece apoyada sobre sus manos y sus rodillas mientras el hombre, semiarrodillado, concreta el coito por detrás. Brinda una buena estimulación del punto G.

7. Las cucharas, o la cucharita

Una de las más populares, porque resulta dulce y descansada. La mujer se acuesta sobre un costado, con las piernas plegadas, acurrucada. El hombre se ubica detrás, en la variante conocida como cucharita invertida, ambos están cara a cara, lo que aumenta la estimulación.

Lectores: 1735

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: