Provincia de Buenos Aires
Caffaroleaks

Zárate: cómo, cuándo y dónde

El intendente municipal de Zárate, Osvaldo Cáffaro.

Por Eduardo Rivas, corresponsal de NOVA en Zárate

Hay momentos en los que las cosas pasan tan de prisa que uno pierde referencia de qué y cuándo ocurrieron los hechos, y como uno bombardeado por tanta información va olvidando los acontecimientos porque una noticia tapa la otra. Esta situación se agudizó durante los primeros meses de la pandemia, porque el aislamiento supuso, para la mayoría de la población, que se perdieran, en términos generales, puntos de referencia temporales, donde un día era igual al anterior y al posterior. Sin embargo, es importante que las cuestiones se puedan contextualizar para poder analizar, en tiempo y forma su significado.

Hemos mencionado días atrás (https://principedelmanicomio.wordpress.com/2021/09/17/caffaroleaks-una-orgia-de-dinero-la-fiestita-para-todos/) la imposición de la “Bonificación por Emergencia Sanitaria Covid-19” decretada por el intendente municipal Osvaldo Cáffaro el 23 de junio de 2020, por el que los funcionarios municipales reemplazaron el tiempo pleno que venían cobrando por la nueva ‘bonificación’. ¿Cuál es la diferencia? Que por la interpretación que se hizo de una ley nacional este monto no tributaría el Impuesto a las Ganancias (https://principedelmanicomio.wordpress.com/2021/09/19/caffaroleaks-ni-tan-nac-ni-tan-pop/), una forma curiosa de aportar al Estado presente.

¿Qué pasaba por entonces en Zárate? El primer fin de semana de aquel mes de junio el municipio convocaba a la ciudadanía a anotarse como voluntarios para los Centros de Aislamiento que se preveía se utilizarían en los clubes ribereños.

De esta manera el municipio se ahorraba unos pesos en pagar a profesionales e involucraba a la ciudadanía, fundamentalmente militantes del partido de gobierno, en pos de una lucha que era de todos. Repetía una acción constante de gobierno en la gestión Cáffaro, involucrar a diferentes actores a fin que se sientan parte y una vez conseguido, cooptarlos o les sea difícil “sacar los pies del plato”.

Algo similar había ocurrido cuando a principios de abril de 2020 se había lanzado el “Programa de Voluntariado Social Domiciliario - desde casa” por el que se había convocado a vecinos del municipio a que confeccionaran “barbijos de uso medicinal”. Y nos consta que hubo voluntariado creyendo en la palabra gubernamental.

Finalmente hubo una retribución económica para 11 personas, todas ellas mujeres, que recibieron un promedio de 1692,90 pesos cada una por la labor desarrollada, puesto que se les pagó 12 pesos por cada barbijo confeccionado. Lo paradójico del caso es que el Decreto que efectiviza el pago a estas mujeres, de las cuales el 27 por ciento son afiliadas al Partido Justicialista, el 9 por ciento al Partido Socialista y el 9 por ciento no tiene domicilio en el Partido de Zárate, se realizó el mismo día en que el Intendente decretó la Bonificación de hasta el 80 por ciento del sueldo básico, sin pago del Impuesto a las Ganancias, para los funcionarios municipales. Quedan claras las prioridades.

Aunque quizás lo más paradójico es que mientras el municipio era una orgía de dinero para amigos y compañeros (https://principedelmanicomio.wordpress.com/2021/09/17/caffaroleaks-una-orgia-de-dinero-la-fiestita-para-todos/), que incluyó el pago a los jugadores de Zárate Basket que no jugaban (https://principedelmanicomio.wordpress.com/2021/09/10/caffaroleaks-embocados/), el nombramiento de Asesores que no se sabe en qué asesoraban, se repartía dinero con bonificaciones (https://principedelmanicomio.wordpress.com/2021/09/07/caffaroleaks-cuando-se-quiere-se-puede/), el municipio pedía plata.

Quedó lejos y quizás no se recuerde, porque desde el gobierno municipal, cuando se dieron cuenta de la dicotomía inmoral tuvieron la precaución de retirar la publicación de (casi) todos lados, pero el 30 de abril de 2020 el municipio de Zárate mendigaba plata a los empresarios y a la población en general. Primero lo hicieron colocando el número de caja de ahorro del Banco Provincia de la Asociación Civil Cooperadora Hospital Intermedio Municipal Dr. René Favaloro, de cuyo accionar poco se conoce más allá de los bonos contribución que cobran en el hall de ingreso ya que no se conoce publicidad de sus balances, y rápidamente lo modificaron por los datos de cuenta bancaria de la Municipalidad.

Sí, mientras el intendente repartía dinero a diestra y siniestra, el municipio mendigaba plata a los vecinos.

Ésta es la realidad aunque intenten ocultarla.

¿Para qué pedía donaciones? ¿No tenía plata el municipio?

La cuestión es que se pusieron a gastar a cuenta y no en cuestiones relacionadas al Covid, ya que a 12 pesos la confección de cada barbijo no es mucho lo que dedicaron, sino a los bolsillos propios, con la excusa de hacerlo por la pandemia.

Y tenían la caradurez de pedir donaciones.

Y se ve que no lograron recaudar mucho dinero porque el 27 de Julio, menos de 3 meses después de iniciar esta campaña el Departamento Ejecutivo decidió enviar al Departamento Deliberativo el Proyecto de Ordenanza “Estableciendo una Contribución extraordinaria, excepcional y por única vez para mitigar la Pandemia del Covid-19”. Como diría el escudo de Chile, por la razón o la fuerza.

Pasó el tiempo y ahora se sabe que la contribución extraordinaria, excepcional y por única vez que aprobó por unanimidad el Concejo Deliberante el 7 de agosto de 2020, menos de 15 días después de recepcionada en el Cuerpo la propuesta del Ejecutivo, tenía el objeto de financiar el bonito caffarista.

Porque aún en emergencia, ante la incertidumbre de no saber qué ocurriría, mientras los negocios locales veían restringida sus posibilidades laborales, mientras el hambre arreciaba en Zárate, lo que le importó a la gestión Cáffaro fue recaudar para poder garantizar sus ingresos.

Lectores: 700

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: