Gastronomía
Recetas

Vanillekipferl, especial para las fiestas o una propuesta para cualquier momento del año

Vanillekipferl, de esas creaciones dulces que hacían las GroBmütter alemanas a sus nietos, hijos o seres queridos para las fiestas.

Por Walter Lösch, especial para NOVA

Hoy traigo, adelantándome a las fiestas y por qué no para cualquier ocasión del año, una de tantas, pero no menos, deliciosas e infinitas creaciones navideñas de la repostería alemana.

Con decir que para llegar a probar todas las variedades de Plätzchen (galletas navideñas alemanas) se necesita más de una vida, por ejemplo, la de esta receta con bonita forma de media luna, son unas de las más conocidas, ricas y sencillas de elaborar.

Como la mayoría de creaciones dulces, esta receta son las que hacían las GroBmütter alemanas a sus nietos y quiero que las aprendan así se las hacen a sus nietos, hijos o seres queridos para estas fiestas.

Hoy he escogido traer una de las recetas más míticas y a la vez ¡sencillas y riquísimas!

¡¡¡Vamos a la receta!!!

Peculiarmente se llaman “de vainilla”, pero el toque de vainilla no está en la masa, sino al final.

Ingredientes

- 300 gramos de Harina

- 250 gramos de Manteca

- 125 gramos de Azúcar

- 3 yemas de huevo

- 125 gramos de Avellanas molidas

- Azúcar de vainilla

Empezamos

Sobre una superficie limpia y plana trabajaremos la masa. Pondremos primero la harina, espolvoreándola y haremos un montículo en forma de círculo.

Tras la harina añadiremos las avellanas molidas. Esto es muy importante mencionar que, por extraño que parezca, puede ser difícil encontrar avellanas molidas, pero en las tiendas de productos naturales se consiguen. En caso de que no se consigan, podemos poner también almendras molidas, aunque las avellanas le dan a esta receta mucho más sabor.

A continuación, añadimos el azúcar común. Como si de un volcán se tratara, pondremos en el centro las 3 yemas de huevo. Finalmente cortaremos la manteca en cubos y los iremos colocando formando un círculo sobre el volcán de harina.

Trabajar la masa “de afuera hacia dentro”. Se tarda un poco en conseguir la masa compacta. La voy a ir trabajando poco a poco, “aviso” sin perder la paciencia porque no se junta bien. Llega un momento que se junta. Lo voy a amasar hasta que obtenga una bola de masa compacta como y firme.

Una vez obtenida la bola de masa compacta, la envuelvo en papel film (el transparente) y la dejo reposar 30 minutos en la heladera. Transcurrida media hora la voy a cortar un poco a la masa para trabajarla y dejare el resto de nuevo en la heladera. Iré haciendo las «tiritas» para hornear.

Cada galletita en tamaño es depende de cuán grande las queramos (recomiendo ir cortando con cuchillo para seleccionarla), recomendado un tamaño como el dedo meñique así salen más elegantes.

Paso de creación de la Plätzchen

Tomare una bolita de masa entre las manos. Luego con la palma abierta hago pequeños movimientos con ambas manos hasta obtener un pequeño “bastoncito” o “tirita”.

Controlo que no quede ni muy “gordote”, ni muy finito. Y le doy la forma de media luna depositándolo sobre papel de hornear (el de color marrón) y a su vez sobre la bandeja del horno. Así con todas las galletitas. Es importante dejar un poco de separación entre unas y otras, para que no se peguen al hornearlas.

Las pondré al horno a 175 grados unos 15 minutos. Al sacarlas, y aquí viene lo que dije al principio y se preguntaron qué haría con el azúcar de vainilla, bueno acá lo digo, prepararemos el azúcar de vainilla en un bowl, de manera que iremos tomando despacio y con cuidado las galletas de 2 en 2, poniéndolas boca abajo (de forma que queden empapadas en azúcar) y daremos un pequeño meneo al platito para que se pegue el azúcar.

Dejamos enfriar las galletas en una superficie limpia y seca. Y a comer esta de tantas exquisiteces de la repostería de los pagos de mi GroBvater.

Lectores: 659

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: