Política
La modalidad virtual no salvó a nadie

La generación del mañana: más 1 millón de chicos tuvieron dificultades para estudiar por la pandemia

Mientras los funcionarios nacionales hablaban de la virtualidad y de sustituir fácilmente el trabajo docente en el aula; lo cierto es que muchos chicos en todo el país ni siquiera tenían una computadora o energía eléctrica. (Dibujo: NOVA)

No, el país no está en condiciones de decir que con la virtualidad, se ha salvado un año y más de un año por la pandemia. Cuando se pidió que abran las escuelas, no se hizo en vano. 1.800.000 chicos han tenido dificultades para estudiar por la pandemia, ya que se ha desnudado la desigualdad que hay con el acceso a la información.

Los datos oficiales empiezan a confirmar el impacto de la pandemia en el vínculo de los chicos con la escuela, y son los estudiantes del nivel secundario los más afectados: más de un millón de ellos que asisten a instituciones de gestión estatal tienen dificultades con sus trayectorias escolares como consecuencia del aislamiento, la educación remota y el cierre de los colegios. Y dentro de este universo, son 450.000 los que tienen “bajo o nulo vínculo” con la escuela desde diciembre del año pasado, según informó este martes por la tarde el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, en una conferencia de prensa en la que presentó los avances del programa Acompañar: Puentes de igualdad, que tiene como objetivo asegurar la permanencia de los alumnos en las aulas.

Actualmente, el plan asiste a 1.870.000 estudiantes de todos los niveles del país, la mayoría del nivel secundario, cuyas trayectorias educativas se vieron afectadas durante la pandemia. Aunque el objetivo más difícil del programa, impulsado desde la Secretaría de Educación, es lograr que los chicos que interrumpieron su escolaridad vuelvan a las aulas. Algo que, según Trotta, requiere de un trabajo de manera individual, en un recorrido “puerta a puerta”. Para eso, el Estado nacional invirtió más de 2000 millones de pesos, que son distribuidos entre las 24 jurisdicciones.

Como la pandemia profundizó las desigualdades previas y también puso en riesgo la situación de miles de chicos, ninguno de los problemas son de simple resolución. Por eso, explicó Trotta, se elaboró un plan de acción integral basado en cuatro líneas: el acompañamiento a las trayectorias educativas, la revinculación escolar, la permanencia en la escolaridad de los niveles obligatorios y el egreso del nivel cursado.

Lectores: 262

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: