Gastronomía
Recetas

Para un día especial, "käsekuchen" o tarta de queso con frambuesas

Un pequeño tips: también se puede cubrir con mermelada de frambuesa.

Por Walter Lösch, especial para NOVA

Para este viernes, te traigo una buena receta de los pagos, “El Käsekuchen o tarta de queso con frambuesas, al estilo alemán”, un postre ideal, para un día especial.

Ingredientes (para 10 personas)

-Queso crema 600 g

-Huevo 1

-Azúcar 120 gramos

-Sal 2 gramos

-Flan de vainilla 2

-Leche 500 milímetros

-Frutos rojos 100 gramos

-Brillo para tartas (en sobres) 1

-Galletas 200 gramos

-Ralladura de limón o naranja 2 gramos

-Mermelada de frambuesa 20 gramos

-Manteca derretida 100 gramos

-Leche necesaria para la base (opcional)

¿Cómo hacer Käsekuchen o tarta de queso con frambuesas?

Primero hay que preparar la base de crema o flan, medir los 500 milímetros de leche fría, colocar el contenido de los sobres en un recipiente, añadir el azúcar y leche suficiente para diluir todo el conjunto en una masa líquida.

En otra olla, calentar el resto de leche a fuego medio, y antes de que empiece a hervir agregar la mezcla dulce. Seguir cocinando sin dejar de remover, podemos utilizar una cuchara de madera, un bastidor o unas varillas hasta que espese. Llevar a un recipiente ancho, cubrir con film y dejar enfriar.

Precalentar el horno a 175 C y preparar un molde redondo, acá si o si tiene que ser desmontable, engrasándolo ligeramente (de unos 22-24 centímetros). Si vamos a hacer la base de galletas, triturarlas bien con una picadora o con tenedor y añadir la ralladura de naranja o limón. Incorporar la mermelada y trabajar añadiendo leche poco a poco hasta que tengamos una consistencia húmeda para forrar la base, o mezclar con mantequilla derretida. Cubrir bien el molde, presionando con una cuchara o la mano.

Sacar la mezcla ya enfriada y agregar el queso crema, la sal y el huevo. Batir con una batidora de varillas a velocidad baja y llenar el molde. Igualar la superficie con el dorso de una cuchara o con una lengüeta y añadir las frambuesas cortadas por la mitad o enteras, (si no son muy pequeñas). Presionar un poco para que se junten bien con la masa.

Por último, hornear durante unos 80 - 90 minutos, vigilando bien que no se queme por arriba, si se dora demasiado, cubrir con papel de aluminio. Comprobar el punto introduciendo un palillo o cuchillo en el centro; debería salir ligeramente manchado. Esperar fuera del horno a que se enfríe un poco y añadir un almíbar sencillo si se desea, para dar brillo a la fruta. Dejar enfriar por completo antes de desmoldar.

Lectores: 542

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: