Predicciones
Exclusivo

¿Cómo curamos los griegos el mal de ojo?

Una forma crucial para entender la función del ojo turco azul.

Por Evangelia Rigatou, especial para NOVA

¿Alguna vez sintieron que están ojeados? ¿Qué la mala vibra y la envidia de algunas personas los haya afectado a punto de sentirse mareados, débiles o malhumorados? Aquí les comparto los trucos mágicos que tenemos en mi país natal para curar el mal de ojo. Se puede aplicar en nosotros mismos y también en otras personas.

En nuestra tradición, la persona que quita a la otra el mal de ojo no debe cobrar y la otra persona no debe agradecer.

La primera técnica que yo aprendí de mi madre es la del aceite y de la cucharita. En una pequeña taza ponemos un poco de agua. Tomamos una cucharita con dos gotas de aceite de oliva y mientras lo mantenemos arriba de la taza decimos la siguiente oración haciendo la forma de la cruz sobre la cuchara con el aceite 3 veces:

“En el nombre de Padre, del Hijo y del Santo Espíritu, amen.

Luego hacemos 3 veces la cruz hacia la otra persona o a nosotros, diciendo la siguiente oración en la misma cantidad:

“(Nombre de la persona) Jesucristo vence todo lo malo”.

Después, ponen su dedo en la cuchara del aceite, toman dos gotas y las echan en el vaso con el agua. Si las gotas se unen en la superficie del agua y se dispersan, la persona esta ojeada. Si se quedan separadas y no se desvanecen las gotas del aceite, la persona no está ojeada.

Esta técnica mi madre decía que se enseña de hombre a mujer y de mujer a hombre solo el Viernes Santo y el 14 de septiembre y la oración se debe enseñar por escrito.

No olviden que no todo es mal de ojo. Puede ser que sea una molestia por falta de vitaminas o falta de descanso.

Lectores: 1242

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: