Sexo y erotismo
Sexualidad plena

¿Mi novio necesita Viagra? Por qué la disfunción eréctil requiere más que medicación

"La excitación sexual masculina es un proceso complejo que involucra al cerebro, las hormonas, las emociones, los nervios, los músculos y los vasos sanguíneos", afirmaron desde la Mayo Clinic.

La disfunción eréctil, según los especialistas, requiere un abordaje integral. Esto, con la popularización de medicamentos como el Viagra (nombre comercial de la droga sildenafil), muchas veces se dificulta y genera que no se investiguen y traten las verdaderas razones que causan esta incapacidad sexual.

El tratamiento de la disfunción eréctil "puede incluir medicación, pero la importancia radica en que la persona pueda conocer y reconocer las circunstancias que rodean a falta de erección", explicó la sexóloga y educadora en sexualidad Analía Pereyra (@licenciadaanaliapereyra).

La especialista destacó el trabajo en conjunto entre diversos profesionales para tratar este tema "desde varias aristas y de un modo integral, como debe ser, porque la sexualidad es todo lo que somos".

El doctor Walter Ghedin (@walterhugoghedin), psiquiatra, psicoterapeuta y sexólogo, mencionó otro punto importante: "La erección tiene sus fluctuaciones. No siempre el pene se mantiene erecto en toda la relación, sino que sus niveles de tumefacción pueden ir variando según los estímulos recibidos, el cambio de poses, el nivel de ansiedad, o las preocupaciones por tener una buena performance".

Pero, ¿cuándo es correcto hablar de trastorno por disfunción eréctil de causa psicológica? Según el médico, para eso "tienen que pasar por lo menos seis meses sin poder sostener la erección con la angustia que conlleva". Además, afirmó que "debe afectar al 70 a 80 por ciento de las relaciones sexuales".

En tanto, como todo uso de medicamentos, el Viagra debe ser prescripto por un profesional de la medicina, previos estudios clínicos.

Un problema de dos

La sexóloga destacó que cuando se presenta una disfunción eréctil no es un problema de uno sino de la pareja: "La falta de erección es una dificultad de los dos".

En ese sentido, explicó que "la mirada que hacemos desde la sexología, al ser integral, nos permite trabajar con los dos al educar en sexualidad, brindar información y dar permiso para disfrutar de la sexualidad de modo integral, sacando muchas veces el foco de la penetración y enseñando que nuestros mapas eróticos deben ser explorados y nos brindan infinidad de posibilidades de goce".

Algunos prejuicios o visiones erróneas alrededor de la falta de erección, expuso la especialista, conllevan a más consumo de este tipo de drogas. Según ella, "muchas mujeres suelen asociar la falta de erección de su pareja a la idea de 'yo no te gusto' o 'yo no te excito'. Suelen pensar que son ellas las responsables de esta falta de erección, y esto lleva a que el varón consuma la pastilla a escondidas para que ella no se entere".

Al respecto, Pereyra aclaró que "esta idea es totalmente errónea, ya que la disfunción eréctil puede deberse a múltiples causas".

Ghedin mencionó que ante estos casos, "siempre es mejor decir que ocultar, ya que compartir con el otro ayuda a bajar la tensión y resuelve el estrés crónico por tener esa preocupación constante".

No se trata de lo que un otro provoque físicamente, añadió: "El problema no pasa por el estímulo externo, sino por la presión que siente el hombre por cumplir y complacer, es decir, estar a la altura del encuentro sexual como si fuera una carrera para llegar a una meta".

¿Y entre dos hombres?

Ghedin mencionó que "en las relaciones homosexuales el uso de Viagra no trae tantos reparos como en las heterosexuales".

Esto, según explicó, se debe a que allí "desde el vamos no da prioridad a la penetración, sino a todo lo que conlleva el contacto entre los cuerpos".

"La mayoría de los encuentros gay hacen uso de muchas variantes (caricias, besos, sexo oral, uso de juguetes, masturbación, películas porno, etc.), por lo cual el foco de la penetración se corre hacia otras opciones", amplió el sexólogo.

Hoy la espontaneidad en el sexo es excepción

El psiquiatra se refirió al falso concepto que acusa al Viagra de quitarle espontaneidad a una relación. "Desde el vamos, y considerando la vida que vivimos, lo espontaneo en el sexo es una excepción y no una regla", anticipó.

En esa línea, expresó que "creer que los encuentros deben surgir en forma inesperada, como un acto sorpresivo, posterga otras alternativas de contacto igualmente disfrutables como caricias, besos, enviar mensajes más hot, o planear una salida de reencuentro".

Causas de la disfunción eréctil

"La excitación sexual masculina es un proceso complejo que involucra al cerebro, las hormonas, las emociones, los nervios, los músculos y los vasos sanguíneos", afirmaron desde la Mayo Clinic al tiempo que añadieron que la disfunción eréctil puede ser el resultado de un problema con alguno de dichos factores, pero también consecuencia del estrés y las inquietudes relacionadas con la salud mental.

Desde ese centro de salud explicaron que "a veces la disfunción eréctil se debe a una combinación de cuestiones físicas y psicológicas".

Entre las causas físicas, mencionaron entre otras la enfermedad cardíaca, el colesterol alto, la obesidad, la diabetes, el mal de Parkinson, el consumo de tabaco y los trastornos del sueño.

Entre las causas psicológicas, en tanto, se refirieron a la depresión, la ansiedad y el estrés.

Lectores: 3452

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: