NOVA Tecnología
Histórico para el país

Nació el primer bebé a través de la tecnología Time Lapse

Se trata de un incubador que registra fotográficamente, y en tiempo real, el desarrollo embrionario.

Por primera vez en Argentina, IVI Buenos Aires logró el primer nacido vivo, mediante un tratamiento de reproducción asistida, en el cual se utilizó la tecnología Time Lapse, un incubador que tiene una cámara incorporada para tomar imágenes del embrión en determinados lapsos de tiempo, lo que permite observar el desarrollo embrionario en tiempo real, de manera continua y sin necesidad de sacarlo del incubador.

La tecnología Time Lapse ya se utilizó en el país en 200 pacientes y en España registró una mejoría del 13 por ciento en las tasas de implantación. "Ya tenemos como hito el primer bebé nacido vivo en Argentina a través de un ovocito vitrificado, en 2008, y ahora tenemos el primer nacimiento con tecnología de Time Lapse. Si hay algo que identifica a la clínica es su capacidad de ser pionera, de estar siempre a la vanguardia", analizó el doctor Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Aires.

En este caso, la madre del recién nacido, de nacionalidad uruguaya, se realizó un tratamiento de alta complejidad, a través de la técnica de fertilización in vitro (FIV), y logró quedar embarazada luego de la primera transferencia. "En un escenario de pandemia, en donde viajar ya era un esfuerzo agregado, optamos por hacer todo lo que fuera posible para favorecer la tasa de éxito", comentó la paciente de IVI Buenos Aires que celebra su flamante maternidad.

Asimismo, agregó: "Quiero decirle a quienes estén atravesando algún tratamiento de fertilidad que tengan perseverancia. En los tiempos que estamos viviendo, es importante utilizar lo que la tecnología tiene para ofrecer".

El incubador Time Lapse, arribó a IVI Buenos Aires en septiembre del 2020 y empezó a funcionar con los primeros ciclos en octubre, se trata de un nuevo paso hacia la aplicación de la inteligencia artificial en la ciencia. "Hay proyectos para incorporar nuevos equipos y comenzar a aplicar a futuro la inteligencia artificial, lo que nos permitirá hacer una selección embrionaria a través de una plataforma digital: se le enseñará a las máquinas los eventos de división más importante, y la máquina indicará el embrión que tiene mejor porcentaje de implantación basado en millones de datos", detalló Santiago Giordana, magíster en Medicina Reproductiva y director del laboratorio de Fertilización In Vitro (FIV) de IVI Buenos Aires.

Por otra parte, remarcó que "IVI fue el primer grupo en el mundo en desarrollar algoritmos de selección embrionaria, basados en la cinética del embrión. Hasta el momento que apareció el Time Lapse, los embriólogos elegían a los embriones por su morfología, era algo estático; con estos algoritmos, en cambio, se van marcando los distintos eventos de desarrollo embrionario: la primera división celular, la segunda, la tercera y así sucesivamente. Marcar todos los puntos del desarrollo embrionario en tiempo real nos permite seleccionar al mejor embrión".

¿Cómo funciona esta tecnología?

El incubador Time Lapse se utiliza para el cultivo embrionario, en los tratamientos de reproducción asistida mediante técnicas de fertilización in vitro (FIV). En el reciente caso de éxito, la técnica utilizada fue la de Inyección Intracitoplasmática (ICSI), que facilita la fecundación en el laboratorio introduciendo el espermatozoide dentro del óvulo mediante la inyección del mismo.

"El desarrollo embrionario dura entre 5 y 6 días. Desde el 2016, en IVI utilizamos un protocolo denominado 'no molestar', que consiste en no sacar nunca a los embriones del incubador, es decir que desde la fecundación hasta el quinto/sexto día de desarrollo, momento en el cual se evalúa su calidad final, los embriones permanecen dentro de su incubador con el fin de evitar el estrés que causa el sacarlos de su ambiente de cultivo. Utilizando la tecnología de Time Lapse, logramos optimizar aún más este protocolo, ya que además de no molestar a los embriones, ahora podemos observar su comportamiento durante todas las etapas de su desarrollo en tiempo real", explicó Giordana.

Cada 15 minutos, tal como está seteado por los profesionales, el aparato toma una fotografía en siete planos distintos. Con esas imágenes, la máquina luego arma una película que permite observar el desarrollo embrionario completo.

"El modelo tiene espacio para nueve placas de cultivo en simultáneo, y por cada paciente podemos poner 12 embriones a cultivar de manera individual. En un proceso de selección embrionaria siempre vamos a elegir los embriones que están aptos para transferir o congelar, y dentro de ese grupo de embriones vamos a seleccionar el que tiene el mejor potencial de implantación, es decir, más posibilidades de generar un embarazo", agregó el especialista.

Lectores: 357

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: