Versiones fidedignas
Covid-19

Versiones Fidedignas: famosos y no tanto que se saltean la fila de las vacunas

Detrás de la puerta se pueden escuchar versiones de todo tipo. (Dibujo: NOVA)

Los manuales advierten que en materia política "no se hace lo que verdaderamente se piensa, ni realmente se piensa lo que se dijo". Por eso, los rumores y murmullos son tan importantes como los "textuales" de cada día...

“Así no”

Sin dudas que la vacunación de Mirtha Legrand representó un verdadero espaldarazo para la campaña nacional que impulsa el Gobierno nacional y que en aquellos momentos intentaba generar confianza sobre la eficacia y bajo riesgo de las vacuna rusa, totalmente denostada por los dirigentes de la oposición.

Tal impacto causó que la diva de los almuerzos recibiera su dosis, que la propia “Chiqui”, debió después corregir su relato y lanzar elogios para el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y evitar desequilibrar a favor del Gobierno nacional, al mostrarse satisfecha por haber accedido a su vacuna.

En las últimas horas ese intento de hacer equilibrio fue recompensado por el Gobierno de la ciudad, que le permitió a Legrand saltearse la fila para recibir la segunda dosis, evidenciando que las desprolijidades siguen a la orden del día en la CABA.

El episodio ocurrió hace una semana, cuando la conductora volvió al centro islámico de la ciudad para recibir la segundo dosis y dejó con la boca abierta a decenas de personas que esperaban su turno para vacunarse, no solo por su presencia destacada, sino porque no debió esperar ni un minuto y paso directamente al vacunatorio ante la mirada atónita del resto de los asistentes.

Por supuesto que esta vez los agradecimientos de La Chiqui apuntaron únicamente al Gobierno porteño, a pesar de que las vacunas llegan gracias a gestiones de Alberto Fernández y el resto de su equipo.

Todos contra todos en la Provincia

Una brutal interna se desató en el Gobierno bonaerense, que no tiene que ver con los nombres que integrarán la lista de candidatos, sino con la posición que el oficialismo provincial debería tener con el principal espacio de la oposición, es decir Juntos por el Cambio.

“Esto es un quilombo, se piensan que estos están muertos pero están más vivos que nunca”, se quejó en los pasillos de Gobierno una importante funcionaria del ala política del Gobierno y agregó que “Bullrich o Vidal se levantan a las 11 de la mañana dicen dos boludeces en la tele y te marcan la agenda”.

En el entorno cercano del gobernador Axel Kicillof descreen de ese análisis y confían en que los números del próximo turno electoral favorecen al oficialismo aún a pesar de la pandemia, por lo que por el momento no hay una estrategia para relacionarse con la oposición en el período de precampaña, lo que para muchos puede ser un error “mortal”.

Hasta la relación con la prensa está en medio de tensiones, entre aquellos que insisten con aplicar el modelo “Vidal” centralizando la comunicación en CABA a pesar de que gobiernan la Provincia, y aquellos que con mayor base territorial sostienen que hay que reducir la presencia y hasta achicar las pautas en los grupos porteños y direccionarlas al territorio bonaerense.

La mesa chica del ejecutivo es por esta horas un hervidero. Lo llamativo es que al gobernador pareciera no importarle.

Lectores: 3050

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: