Interior del país
Una "mimada" de Alberto a nivel nacional

Candidata en Salta critica a quienes no dejan sus cargos para participar de las elecciones, pero tampoco renuncia

Pamela Eleonora Ares es casi una desconocida para los salteños. Fue designada por el propio presidente Alberto Fernández (amigo de Quilodrán, su pareja), en un cargo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

La pareja del titular del ENACOM, Gonzalo Quilodrán, es una de las dirigentes más críticas de la gestión provincial y eso incluyó en varias ocasiones a un competidor directo por la banca en el senado local. Sin pelos en la lengua, una desconocida candidata que pasó toda la “pre-campaña” en Buenos Aires y solamente vino a alguna recorrida por medios salteños o al acto por Güemes, una de las víctimas preferidas de la joven fue Matías Posadas, quien fue apuntado por todos (realmente todos), por no renunciar a su cargo para dedicarse a la campaña. Pero, ¿por el Frente de Todos cómo andamos?

Pamela Eleonora Ares es casi una desconocida para los salteños. La pampeana devenida en salteña (ella dice en un video ser hincha de Central Norte), fue designada por el propio presidente Alberto Fernández (amigo de Quilodrán), en el cargo de Subsecretaria de Políticas de Inclusión en el Mundo Laboral de la Secretaría de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. La magister, con un cargo que no tiene demasiada repercusión, solamente había sido conocida tras integrar por un tiempo el Observatorio de Violencia contra las Mujeres creado por el ex gobernador Juan Manuel Urtubey.

Hoy, de forma casi caprichosa y apelando al sentimentalismo entre su pareja y el Jefe de Estado, será quien compita por la banca del Senado de Salta que, según los últimos números que se manejan, realmente será disputada por Posadas o el abogado, conductor televisivo y visitador serial de merenderos y gente pobre, Emiliano Durand. En los meses previos al inicio de la campaña, tanto ella como los dirigentes de su espacio político, el kirchnerismo salteño afín a Sergio, el Oso Leavy, atacaron duramente a Posadas, pero no vieron la paja en el ojo ajeno.

Mientras a gritos pedían que el camaleónico creador del siempre oficialista Frente Plural dejara definitivamente su cargo para dedicarse a las elecciones, los miembros del FDT callaban y se hacían los “opas” con una de sus nuevas máximas referentes. Y es que Pamela nunca presentó su renuncia al cargo que ocupa a nivel nacional y que tendría una remuneración total de 6 cifras. Al menos, en el Boletín Oficial de la Nación no apareció y desde el saencismo hoy maldicen esta “tregua” que firmaron ambos frentes para no hablar mal unos de otros porque ya tenían todos los tapones de punta para arremeter contra la muchacha.

Aunque no todo es palo hoy para la pampena, sino también para otro kirchnerista de pura cepa que, de trabajar honradamente, pareciera conocer muy poco. Es que Diego Arroyo, uno de los principales detractores del senador Sergio Leavy en la provincia y aliado del verdísimo partido Kolina regenteado a nivel nacional por Alicia Kirchner, tampoco dejó su carguito en el Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para abocarse a la campaña. Es más, días atrás se manifestó en las puertas de su oficina el grupo social MAP (Movimiento de Acción Popular) molesto por la entrega de bolsones alimentarios de forma indiscriminada a la diputada nacional y aliada a Arroyo, Alcira Figueroa, y que habrían ido a parar en manos de Marina Eguías, referente del Movimiento Evita. Esta última seria quien, con los alimentos sociales, diagramó el operativo junto a sus seguidores para el reparto a diestra y siniestra a cambio de un voto el próximo 15 de agosto.

Lectores: 1094

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: