Provincia de Buenos Aires
¿De dónde la saca?

Mar del Plata: los números no le cierran a "Manino" Iriart

El director de Correo Argentino cuenta con una casa llena de lujos y siquiera su salario puede llegar cubrir semejantes estructuras. (Foto: NOVA)

Rodolfo "Manino" Iriart, director del Correo Argentino, viene siendo noticia por sus constantes controversias. En la semana, desde NOVA, expusimos sus lazos dobles con el kirchnerismo y el peronismo no lineal a La Cámpora, a través del presidente Alberto Fernández y el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

Sin ir más lejos, ahora este medio logró ingresar en modo de sus cuentas, las cuales no le cierran por encontrarse con millones en el bolsillo con tan solo estar en la función pública. "En el 2005 era un pobre tipo que hacia campaña con estudiantes universitarios, y ahora es un hombre de negocios con poder tras la rosca", expresan fuentes anónimas.

Iriart se ha encargado de acomodar familiares, manejar agrupaciones que tienen tomado el galpón de Desarrollo Social en la ciudad, etcétera. Sin embargo, su fortuna ha crecido exponencialmente sin justificación aparente. Por lo tanto, desde la Comuna lo señalan con recelo.

Paseando uno, por la calle Primera Junta en alturas que oscilan al 1855 o 1861, se puede visualizar el reflejo de una casa blanca con paredones altos. Sin poder entrar mucho en detalle, en el primer piso se expresa un ascensor de vidrio, con retoques plateados de lo que podría ser metal.

¿Un elevador para subir? ¿no es mejor por las escaleras? De momento, entendemos que no tiene ningún problema de salud, excepto su excedido peso. Sacando eso de lado, puede utilizar escalones. Sin embargo, la avaricia y ese intento de acumular, lo han llevado a que cuente con estas atracciones interinas.

"Ya logró hasta que su esposa, Debora Indarte, lograra ingresar como diputada provincial en el Frente de todos. No se entiende ya que más busca", expresan. Y añaden: "Tiene una mansión con todo, no le falta nada y es obscena la forma en que se expone con lujos que no puede justificar".

Joyas caras, trajes impagables, una casa de lujo, carteras de alta gama y autos que no estarían justificados, al mejor estilo Leonardo Fariña. Cuanto pasará para que ese imperio de rosca y demás malos tratos, tengan un final estrepitoso.

Lectores: 1039

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: