Política
El negocio con los pobres

Se acordó un poco tarde: Massa propone acabar con los planes sociales tan útiles para el Kirchnerismo

El presidente de la Cámara de Diputados, quiere cambiar la lógica de la política que tanto le beneficia aciertos sectores para obtener votos. (Dibujo: NOVA)

Sergio Massa trabaja en un proyecto en diputados para convertir los planes sociales en empleo genuino y destrabar así uno de los conflictos que estrangulan la normalización de la Argentina. De esta manera sería un golpe fuerte para el Kirchnerismo, ya que agotaría la “ayuda” a los sectores más humildes en cambio de la obtención de votos en las elecciones.

A un sector del Gobierno le preocupa la expansión de la masa de los planes que se acumula en el país desde hace décadas y que no se puede convertir en empleo para los sectores postergados de la sociedad. Pero por otro lado, no seria muy beneficioso ya que el dulce néctar del kirchnerismo por obtener resultados electorales, se podría terminar y tiende sobre un hilo su popularidad. Ante esa medida de Massa, se prevé que aumente las internas y provocaría un gran conflicto dentro del Frente de Todos.

Por otro lado, no es solo del kirchnerismo la base de los planes sociales, porque según el Gobierno, Cristina Fernández de Kirchner dejó la Rosada en 2015 con una masa de 280 mil planes y Mauricio Macri, que venía con la intención de terminar con los planes, aumento esa cantidad a 600 mil por sus pésimas políticas económicas. Mientras tanto, el Gobierno de Alberto Fernández, lo empeoró y lo aumentó a más de un millón de planes sociales, subiendo casi al 100 por ciento, con respecto a la administración macrista.

Lo que preocupa a Sergio Massa es el problema que genera la asistencia social que sin contraprestaciones genere una pérdida de la "cultura del trabajo", además de traerle ciertos reclamos de sectores que no están a favor de que millones de personas se mantengan del Estado sin prestar una fuerza laboral alguna.

En este contexto, Massa trabaja en un proyecto para convertir los planes sociales en trabajo. El objetivo es que las empresas den empleo a gente con planes a cambio de incentivos fiscales, principalmente una reducción de aportes patronales. Un primer tanteo de esta iniciativa se está haciendo con 150 mil planes del Plan Potenciar Trabajo que introdujo Daniel Arroyo, el ministro de Desarrollo Social.

Dos semanas atrás, en una visita a una Pyme de Pilar, el presidente de la Cámara de Diputados dijo que "el plan social es la emergencia, lo permanente y digno es el trabajo", pero la tarea no es para nada sencilla según funcionarios del Gobierno. En un importante municipio del Conurbano Sur, que gobierna el peronismo, intentaron que los beneficiaros de los planes trabajen en obras públicas y el rechazo fue importante y los reclamos de organizaciones sociales fueron los principales autores de ese problema.

Las organizaciones sociales son un gran problema para el Gobierno, por que reclaman más planes sociales, pero no más trabajo y con el aumentó de la inflación piden un incremento para poder llegar a la canasta básica, donde el problema se encuentra desde todas las aristas. Por ahora, nadie tiene la receta para poder dejar a todos contentos y que Argentina pueda avanzar en incrementar la obtención de trabajo genuino y no seguir viviendo de la “teta” del Estado, es un gran desafío.

Lectores: 857

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: