Provincia de Buenos Aires
El deporte en el distrito

Zárate: el Covid-19 casi le quita el sueño a Cáffaro

El intendente zarateño, Osvaldo Cáffaro.
El intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, en plena pandemia.
El intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, en plena pandemia.

Por Eduardo Rivas, corresponsal de NOVA en Zárate

Están quienes puedan creer que con el título de la nota nos referimos a que el intendente de Zárate duerme poco y mal por la tensión que le genera el procurar encontrar políticas innovadoras para el combate del COVID-19, pero no es así. Tampoco es que lo preocupe un nuevo contagio tras el que sufriera el año pasado, porque confía en su irregular vacunación como personal de salud y en fechas imprecisas de la que aún no dio las explicaciones que le debe a los vecinos zarateños.

No, la cuestión es mucho más sencilla y triste, porque el sueño de Osvaldo Cáffaro es ver campeón a Zárate Basket, su equipo al que le dedica ingentes cantidades de dinero que debieran ser invertidas en políticas que generaran una mejor calidad de vida para los zarateños y que él dedica, por propia voluntad, y con la anuencia de todos los concejales, a sostener un equipo profesional de básquet.

En línea con esto, y aprovechando la configuración particular del campeonato actual, se puso ‘toda la carne al asador’ y se contrató jugadores con pasado de Liga Nacional para dar el salto de calidad que garantizara el sueño caffarista… y la carne se chamuscó un poco.

Tras una buena etapa de fases y un muy buen cuadrangular en Plaza Huincul, Zárate Basket debió sufrir en el cuadrangular de cuartos de final disputado al inicio de esta semana en Mar del Plata. Quizás ayudó anímicamente ante la adversidad la presencia del intendente en un partido que, según el Diario La Voz, debía disputarse sin público, o quizás bastó con sus indicaciones o con su arenga, pero tras un partido con mucha polémica en su final, por ciertos fallos arbitrales más que cuestionables y por la llamativa, y sospechosa, pasividad de Pergamino Básquet ante un resultado que garantizaba el pase a semifinales de ambos elencos, Zárate Basket logró pasar de fase.

A propósito, ¿dirá algo el Diario La Voz respecto a que el intendente en lugar de estar en Zárate gobernando estaba violando las normas que impedían la presencia de público en los partidos disputados en Mar del Plata? ¿Osarán apoyar los dientes (porque morder ni por error) en la mano de quien le da de comer?

Aunque lo más llamativo de este cuadrangular fue el contagio de parte del plantel de Zárate Basket con Covid-19, lo cual lo obligó a jugar con tan solo 8 jugadores. Según se informó en la transmisión oficial y después se confirmó en la página web de la Confederación, Federico Mora, Damián Pineda y Facundo Pascolatt fueron desafectados del equipo por haberse contagiado de Covid-19, lo que reducía las posibilidades deportivas del elenco caffarista.

Pero surgen entonces varias dudas que se agregan a la ya mencionada respecto a ¿qué hacía Cáffaro en Mar del Plata en lugar de estar gobernando en Zárate?

Según informa el Diario La Capital, ‘el plantel de Zárate Básket había partido con tranquilidad a Mar del Plata con los resultados negativos de todo el plantel en un testeo rápido realizado el sábado. Pero en esta ciudad les comunicaron que en un PCR realizado el último miércoles dieron positivo de Covid-19, Facundo Pascolatt y Federico Mora. Y Damián Pineda, compañero de habitación de uno de ellos, también fue “bajado” del partido. Los comisionados técnicos decidieron comprobar en el hotel donde se aloja Zárate Básket la cantidad de contactos estrechos. Así se decidió también aislar al utilero Walter Gómez, quien compartía habitación con uno de los contagiados’. Otros sitios hablan de ‘Mora y Pineda, los positivos, Pascolatt y el utilero, los casos estrechos’.

¿Si el plantel completo viajó en un mismo micro menos de 48 horas antes de conocerse el primer contagio, por qué se aisló solo a los mencionados y no a todo el plantel? ¿Por qué Zárate Basket no fue excluido del mini torneo? ¿Por qué no se postergó el cuadrangular como ocurriera con el Cuadrangular J de Cuartos de Final del Torneo Federal de Básquetbol, que debía desarrollarse en la ciudad de San José de Jáchal desde lunes 12 de julio hasta el miércoles 14 de julio, que se postergó para el viernes 16 y hasta el domingo 18 del presente mes, por la confirmación de seis casos positivos de Covid-19 en el plantel y cuerpo técnico de Club Atlético Riojano? ¿Por qué importa más la economía del show business que la salud?

¿Se mantuvo entre torneo y torneo la lógica de burbuja similar a la que mantuviera la Selección argentina de fútbol en ocasión de jugar la Copa América de fútbol o solamente se mantenía la ‘burbuja’ durante el torneo? Pregunta retórica, puesto que la presencia del intendente con el plantel rompía la burbuja.

¿Es real lo mencionado por el diario marplatense respecto a los tests rápidos realizados en Zárate? ¿Dónde se realizaron? ¿En el Hospital Intermedio Municipal René Favaloro? Si así fuera, ¿cuál es el margen de error de dichos tests? Si los tests PCR fueron realizados el día miércoles 7 de julio, ¿por qué se conoció el resultado recién el lunes 11 de julio? ¿O se conocía antes y se ocultó?

Son muchas las dudas y no hay respuestas. ¿Informarán algo al regreso de la ciudad feliz? ¿Dará la cara el intendente para decirle a los vecinos por qué se fue de vacaciones tres días a Mar del Plata como pocos días antes había estado también tres días de vacaciones viendo básquet en Plaza Huincul?

Sigue en pie el sueño caffarista de colgarse la red en el cuello para festejar el campeonato, como es costumbre en el básquet. ¿Adónde viajará en la próxima fase Cáffaro para acompañar a su equipo? ¿Qué harán en este año electoral seguirá poniendo millones en el básquet o mandará a dormir su fetiche? Mientras tanto, el Covid-19 casi le quita el sueño a Cáffaro.

Lectores: 497

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: