Interior del país
Covid 19

Dato mortal: Río Negro se ubica como una de las provincias que peor administró la pandemia en el país

Elevada cantidad de fallecidos y de contagios fueron los parámetros que el Gobierno nacional mostró sobre cada jurisdicción.

En la Provincia de Río Negro los datos no fueron para nada buenos y la administración de la gobernadora Arabela Carreras quiere esconder ciertos números por debajo de la alfombra, siendo unas de las peores provincias del país que peor administró la pandemia por el Covid 19. Se ubica en el puesto número 3 sobre cantidad de muertes por millón de habitantes y noveno por contagios.

Al ser un territorio con menos de un millón de habitantes, lo que radica en Río Negro es la impericia con que se manejaron ciertos criterios a la hora de administrar el sistema sanitario rionegrino. Gran parte de esa culpa también la tiene el ministro de salud, Fabián Zgaib y secretaria de Acceso a la Salud Pública, Mercedes Ibero, quien la gobernadora quiere postular como candidata a diputada nacional. Los datos reflejan que por millón de habitantes, Río Negro se encuentra en el tercer lugar del país con los peores datos, donde asciende a los 2786 fallecidos.

La cantidad de fallecidos se pueden dar por varias razones, una de ella es por no realizar una eficiente compra e instalación de camas de Unidad de Terapia Intensiva y respiradores en toda la provincia. Escasas herramientas, camas y personal médico, fueron las principales impericias para el Gobierno de Carreras, donde nunca existió un cierto criterio de aumentar todo lo que respecta a una buena ejecución sanitaria en Río Negro.

En varias oportunidades en la Provincia hubo colapso sanitario en distintas partes, precisamente en Bariloche y en Cipolletti, donde fueron en el segundo trimestre, las localidades que más fallecidos y contagios tuvieron. Los datos no son para nada alentadores y reflejan la pésima calidad humana de la gestión ejecutiva por administrar una pandemia que se ubica entre los peores puestos del país.

A todo eso, le sumamos también la administración de la economía en Río Negro, donde la deuda aumento considerablemente y el despilfarro sigue escalando. Una de las preguntas que radica es, como puede ser que no se compraron más camas UTI, fortalecieron el sistema sanitario en la región y que no se le aumenta el salario al personal sanitario con el número pretendido por ellos, tornándose una cuestión ilógica. Pero esto no es lo peor, sino que el dinero supuestamente esta, porque si visualizamos los aportes millonarios no reintegrables a distintos clubes deportivos y asociaciones sin fines de lucro, carece de sentido. Ese dinero podría haberse utilizado para extender y mejorar las terapias intensivas de los hospitales y no dejar que se mueran tantos rionegrinos por el Covid 19.

Todo parece ilógico en las comparaciones, mientras tanto la gobernadora se justificó respecto a las muertes en la Provincia dijo que “no estábamos preparados para un contexto de pandemia, le pasó al país y al mundo, y no fuimos la excepción” pero “logramos rápidamente empezar un proceso de transformación del sistema, que consistió en inversiones edilicias, hubo que transformar todas las salas de terapia y hoy estamos en tres o cuatro veces la cantidad de camas de terapia en todo el sistema, también contando los privados”. En este sentido, las camas UTI en la Provincia solo aumentaron un 20 por ciento y lo que dice la mandataria no es cierto y no es una clara inversión para el día a día que es lo más importa, salvar vidas, donde con más herramientas sanitarias se podrían haber salvado más rionegrinos de la muerte.

Por otro lado, Carreras se la pasa posando en fotos para mostrar los aportes millonarios que realiza a distintas instituciones sociales y deportivas, como por ejemplo, uno de ellos fue a parar al club deportivo Cipolletti, donde recibió en primera instancia un aporte por casi 5 millones de pesos y luego recibirá otro por 8 millones. ¿Con todo ese dinero, cuanto se podría aportar a la salud? Solo tomamos un dato en este aspecto, pero son cientos de aportes donde la suma incrementada es para el infarto.

Al pensar porque tanto despilfarro de dinero en cuestiones que no son de suma urgencia, como aportes no reintegrables para clubes deportivos y no en engrosar satisfactoriamente el sistema de salud rionegrino, quedan más dudas que certezas.

Los datos sobre las muertes, marcan un camino que abre el interrogante en varias cuestiones sobre la administración de los fondos públicos y el sistema de salud. Al haber unos 2786 fallecidos por millón de habitantes, Río Negro se ubica en el tercer puesto del país con más muertos por Covid 19 y con 116. 028 casos por millón de habitantes, es decir, que se ubica en el noveno puesto de la Argentina por contagios y ya casi el 15 por ciento de la población ya se infectó en Río Negro, teniendo una cantidad de habitantes que no supera los 800 mil.

De esta manera, son solo algunos datos que muestran las impericias de un Gobierno provincial que administró pésimamente la pandemia y que los números la ubican entre las peores provincias del país por cantidad de contagios y muertes. Como se ve y se sabe, Arabela Carreras, es la responsable de la administración y nunca reconocerá el daño que les hizo a los habitantes de Río Negro y eso tendrá un costo muy alto en el futuro, donde tendrá que rendirles cuentas a los rionegrinos y rionegrinas.

Lectores: 446

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: