Economía y Empresas
El blue alcanza el valor más alto del año

Verde que te quiero verde... tras las restricciones así está el dólar este lunes

El Gobierno aplicó medidas para bajar el precio del dólar pero el resultado fue una suba histórica. (Dibujo: NOVA)

Tras el endurecimiento de las condiciones para acceder al dólar contado con liquidación (CCL) que anunciaron el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) durante el fin de semana, el dólar blue cerró la jornada en alza.

Este lunes el tipo de cambio paralelo avanzó tres pesos y se posicionó en los 177 pesos para la venta, aunque llegó a tocar los 179 en los primeros negocios del día. Se trata de la cotización más alta del año y uno de los valores más elevados, en términos nominales, desde octubre de 2020. Tras este nuevo salto, el paralelo queda a 18 pesos de los 195, el valor histórico más alto de la serie.

Así, la brecha entre el blue y el dólar oficial mayorista se ensanchó por encima del 84 por ciento. Este lunes el mayorista se vendió a 96,09 pesos, diez centavos por encima del valor del cierre del jueves pasado.

Pasadas las 16.00, los dólares financieros retroceden un 0,5 por ciento. El contado con liquidación (CCL o Cable) se vende a 166,87 pesos (-0,20 por ciento). En tanto, el dólar MEP, también conocido como Bolsa, se comercializa a 165,80 pesos (-0,40 por ciento).

“En un contexto en el cual parecía que el mercado cambiario estaba relativamente en equilibrio, de un tiempo a esta parte se nota un aumento de la demanda de dólares alternativos, lenta pero segura. Y, en ese estado de cosas, el Central estuvo interviniendo para moderar la suba del CCL y el MEP. Las medidas de este fin de semana largo reflejan que el Banco Central no se estuvo sintiendo cómodo con las cantidades que necesitaba para moderar la suba de los dólares financieros y decidió reajustar un poco el cepo para tener que usar menos munición y así llegar mejor a las elecciones”, analizó el economista Jorge Neyro.

Para el economista, el superávit comercial le había dado optimismo al Gobierno, pero entrando en el segundo semestre las expectativas no se cumplieron y debieron de ajustar las medidas. Como consecuencia, se “rompió la estabilidad normativa” en un intento por contener la demanda pre-electoral de dólares. “Esto tiene su correlato en un mayor nerviosismo con el blue, que es un mercado chico y muy volátil, por lo que puede tener sobre reacciones y que después se calme”, aclaró.

Por su parte, Leonardo Chialva de Delphos Investment consideró que el dólar blue subió mucho en las últimas semanas porque se encontraba “en un nivel bajo, producto del impuesto a la riqueza”. Al analizar el recorrido del paralelo en lo que va del año, en enero comenzó cotizando a 160 pesos y llegó a rozar los 170. Desde ese entonces el blue transitó un camino a la baja que lo llevó tocar los 139 pesos a finales de abril.

“No hay una corrida cambiaria y una demanda como en octubre del año pasado. Lo que sorprende es el timing de lo que se anunció, luego del fin de semana largo y en el medio de los partidos de fútbol, resultó muy ochentoso y generó temor a un lunes negro. Se creó un ruido innecesario, pero creo que esto son decisiones técnicas -con las cuales no estoy de acuerdo- para efectivizar el cepo”, explicó Chialva.

El economista añadió que la situación encuadró en un momento en el cual, desde el punto de vista macro, “no se está bien, pero sí mejor que en el overshooting de octubre del año pasado”. Hoy el dólar, si hubiese seguido el recorrido de octubre 2020, cotizaría a 230 pesos. Como contraposición, desde Delphos Investment proyectan un dólar a 190 pesos para fin de año, aproximadamente.

El dólar oficial minorista se comercializó a 101,42 pesos, de acuerdo al relevamiento diario de bancos que realiza el BCRA. El dólar ahorro, que cuenta con un recargo del 30 por ciento por el impuesto PAIS y del 35 por ciento a cuenta de Ganancias, se ofreció a 167,34 pesos.

“El dólar oficial se retrasará frente a la suba de precios en el segundo semestre, pero distintas medidas del tipo de cambio real dan cuenta de que estará en torno a su promedio histórico a fines de 2021. Tras las elecciones debería haber un cambio en la tendencia del tipo de cambio real: como mínimo el ritmo de depreciación del peso tendría que empardarle a la inflación o superarla para compensar parte de la apreciación real acumulada este año”, apuntó la consultora Equilibra.

Al respecto, Chialva sostuvo que un buen termómetro para el Gobierno es el real brasileño. “Un real a 4,20 le da al Gobierno un oxígeno enorme para seguir con su política de no devaluar el oficial, porque no perdés competitividad atrasando el tipo de cambio, ya que se está apreciando con tus principales socios comerciales”, indicó.

Los bonos argentinos del último canje de deuda operan en alza. En el exterior presentan subas del 1,3 por ciento (Bonar 2030 y 2041), mientras que a nivel local registran variaciones positivas del 1,0 por ciento (AL30). En cuanto al riesgo país, este lunes cede 26 puntos básicos (1,6 por ciento) y se establece en las 1586 unidades.

Lectores: 793

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: