Política
Alberto Fernández se niega

Máximo Kirchner y Sergio Massa fogonean un "operativo clamor" para correr a Santiago Cafiero de la Jefatura de Gabinete

Máximo Kirchner junto a Sergio Massa. (Dibujo: NOVA)

Sabido es que tanto el cristinismo como la Cámpora exigen desde hace tiempo la cabeza de Santiago Cafiero. Alberto Fernández no quiere saber nada con la alternativa de ubicarlo en primer lugar en la lista de candidatos a diputados por la Provincia de Buenos Aires. Pero sus adversarios no se rinden. Máximo Kirchner y Sergio Massa están fogoneando un “operativo clamor” que, para no afectar más aún la imagen presidencial, incluiría su reemplazo en el ministerio por otro hombre de Alberto: Gabriel Katopodis.

Los 8 puntos que en promedio le dan las encuestadoras el Frente de Todos en la Provincia de Buenos Aires preocupa (y mucho) a Cristina Kirchner. Los candidatos que podrían surgir de su entorno o de la Cámpora miden muy por debajo de la de varios intendentes que la agrupación insignia del cristinismo intenta jubilar, o incluso de algunos ministros del riñón de Alberto Fernández.

Las dos opciones que se imaginan en los entornos de Cristina y de Máximo son, o bien el lanzamiento de un “operativo clamor” para instalar la candidatura de Santiago Cafiero como cabeza de lista en la Provincia de Buenos Aires, o bien colocar a dos Barones del conurbano (Martín Insaurralde- Juan Zabaleta) en el tope de la boleta, con Victoria Tolosa Paz como número dos y alguna dama del Frente Renovador –¿Malena Galmarini?- en el cuarto lugar.

Alberto no quiere ni oir sobre la alternativa de desplazar a Santiago Cafiero de la Jefatura de Gabinete, y en su entorno aseguran que el “candidato es la marca Frente de Todos”. Aseguran que la coalición mide mejor que cualquier candidato. “A eso debemos ayudarlo con toda la primera línea en campaña recorriendo el GBA, Alberto, Axel Kicillof, Massa y Cristina en apariciones esporádicas.”

Pero desde hace varios días la sociedad Massa-Máximo Kirchner empezó a instalar el “operativo clamor”. “Es el hombre del presidente y es el que mejor mide”, aseguran los allegados. En realidad, el único que suma al sello Frente de Todos es Sergio Berni, pero su candidatura está vetada por el gobierno nacional, aunque nadie toma en serio ese veto.

“Para que no sea tan duro para Alberto, el sucesor de Santiago debe ser un hombre de la confianza presidencial como Gabriel Katopodis.”, argumentan en las cercanías de sus promotores. Como compensación estarían dispuestos a cederle al actual jefe de Gabinete la Presidencia de la Cámara de Diputados, mientras que Massa se haría cargo del ministerio unificado de Economía y Desarrollo Productivo, con Martin Redrado como ladero.

Si bien hay antedentes de una larga lista de desencuentros entre Cristina y Massa, los objetivos comunes permitieron acordar la paz, y hoy el líder del Frente Renovador es el principal aliado de Máximo, quien, a su vez, mantiene muchísimas diferencias con su madre. Tampoco Axel se lleva bien con Redrado, pero en política los fines generalmente justifican los medios.

En el ajedrez de la composición de la boleta y la estrategia electoral del Frente de Todos, el “operativo clamor” va ganando terreno.

Lectores: 1487

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: