Provincia de Buenos Aires
Armado político

Rodríguez Larreta despliega territorio para manejar la Provincia

juntos por el Cambio rearma a sus candidatos de cara al 2023 con una disputa entre Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi), corresponsal de NOVA en Casa de Gobierno y Legislatura bonaerense

Juntos por el Cambio sigue siendo un hervidero, pero empiezan a despejarse el panorama electoral mientras que se multiplican los contactos entre diferentes espacios para cerrar acuerdos, bajar candidatos, ampliar el frente opositor y hasta aplicar estrategias comunes para dañar electoralmente al Frente de Todos.

En ese sentido hay dos candidatos que son hoy por hoy una fija de cara a las PASO. Se trata del neurocientífico Facundo Manes y del vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli, que cuenta con todo el apoyo y los recursos del distrito que comanda Horacio Rodríguez Larreta, que busca tener un hombre fuerte en la Provincia para apuntalar su aventura presencial en 2023.

Pero no hay que descartar que finalmente sea una interna con más candidatos, primero porque el jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, está lejos de aceptar bajar su candidatura para despejarle el camino a Santilli, al que califica de candidato "implantado", ya que con su figura se busca replicar la experiencia de María Eugenia Vidal, que es candidato a gobernadora siendo también vicejefa en otro distrito.

"Alguna vez los bonaerenses en general deberíamos preguntarnos porque no podemos generar candidatos propios", dijo en ese sentido el diputado Daniel Lipovetzky para minimizar la acusación del candidato implantado, y recordó que el propio Axel Kicillof era diputado nacional por CABA cuando comenzó la campaña que luego lo llevó al sillón de calle 6.

De cualquier manera, el argumento del primo del ex presidente es de peso y causa cierto impacto en algunos de sus pares del PRO, sobre todo el interior de la Provincia que también verían con mejores ojos no tener que acompañar una vez más a un candidato de otro distrito.

Pero no solo en el PRO podrían presentarse dos listas, sino que la UCR lejos de estar completamente alineada detrás de la figura de Manes, también podría llegar a la interna dividida si finalmente el jefe comunal de San Isidro, Gustavo Posse también sale a la cancha, como esperan algunos de sus correligionarios.

Esta semana recibió un espaldarazo del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, que los visitó en su distrito y lo colmó de elogios en lo que fue interpretado como un intento de mandatario de jugar a dos puntas ya que el mismo había empujado públicamente a Manes a aceptar la candidatura que le ofrecía la Unión Cívica Radical.

Posse cuenta además con el acompañamiento extrapartidario de una parte del peronismo cercano al PRO, concretamente el sector que comanda Emilio Monzó, en una alianza tácita que nunca rechazaron ninguno de los dos dirigentes y que, en el entorno del alcalde, confían que le puede permitir, sino ganar, dar una sorpresa en las primarias, como ya la dio en la interna radical cuando lo que parecía que iba a ser un trámite para Maxi Abad terminó siendo una disputa voto a voto.

Finalmente hay que considerar la posibilidad de un acuerdo de último momento entre JxC y el espacio Libertario que a nivel nacional comanda José Luis Espert, ya que si bien la dirigencia bonaerense de ese frente sostiene que se diluyen las chances de un acuerdo, en el entorno del economista creen que si el que se queda con la toma de decisiones es Horacio Rodríguez Larreta, se puede retomar la idea de una alianza antikirchnerista que les permita ir como una alternativa más en las PASO del principal partido opositor.

En este complejo escenario, el principal obstáculo para el ordenamiento de la interna parece ser el ex presidente Mauricio Macri que, relegado de CABA, pretende mantener al menos una parte del control en territorio bonaerense, para lo que necesita que el jefe de Gobierno no sea el único con poder en la toma de decisiones sobre las candidaturas del PRO.

El problema que tiene es que el peso de su apellido se convirtió en una verdadera mochila de plomo, tan importante que llevó a los seguidores de su primo a lanzar un slogan que reza que el intendente de Vicente López es “más Jorge que Macri”, en un intento por despegarse de esa imagen de fracaso que representa el ex mandatario.

Lectores: 995

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: