Interior del país
Denuncias, empujones e internas partidarias

Misiones: Juntos por el Cambio cerró una semana conflictiva con una "ayuda" de la Renovación

A pesar de la interna feroz de Juntos Por el Cambio en Misiones, el oficialismo misionero toma cartas y transparenta el presupuesto del municipio de Santa Ana. (Dibujo: NOVA)

La Unión Cívica Radical de Misiones transita una dura interna que amenaza con salpicar la campaña de Juntos por el Cambio de cara a las PASO.

La convención partidaria eligió semanas atrás al concejal de Posadas Martín Arjol para encabezar la lista de precandidatos para la Cámara de Diputados nacional, lo que despertó el enojo de un grupo de dirigentes encabezados por el legislador Gustavo González, que aspiraba a la misma posición.

Ante la decisión del comité radical, González insistió en que quiere competir en las internas contra Arjol y hasta amenazó con ir a la Justicia si no se lo permiten.

La conducción partidaria trató de convencer a los díscolos porque estiman que Arjol se impondrá en las PASO contra los candidatos de los otros partidos que integran el frente, lo que les permitiría retener la banca nacional que dejará libre en la cámara baja el próximo 10 de diciembre el actual diputado, Luis Pastori.

Los días pasaron y el acuerdo no llegó, por lo que el comité radical ya se resignó a que González tendrá que participar para evitar la judicialización del partido.

En tanto los dirigentes del PRO y Activar, el partido del ex gobernador peronista Ramón Puerta, calculan que la presencia de dos candidatos radicales podría favorecerlos en las PASO, ya que González le restaría votos a un Arjol, al que ya daban por descontado como ganador. Empero, también hay cautela de que esto no afecte la imagen del frente, ya que la UCR sigue siendo la principal fuerza de JxC.

Mientras el principal espacio opositor de Misiones transitaba una semana complicada, sorpresivamente recibió una “ayuda” del oficialista Frente Renovador.

En una tensa reunión, el Concejo Deliberante del municipio de Santa Anta aprobó su presupuesto anual, pero los diputados de Juntos por el Cambio denunciaron haber sido agredidos por una patota muy cercana al intendente que pertenece al espacio del Frente Renovador de la Concordia, Pablo Castro.

Los legisladores reclamaban que el Honorable Concejo Deliberante aprobó el presupuesto sin haber informado detalladamente los números y gastos que realizó el municipio, al concejal de Juntos por el Cambio, único espacio opositor dentro del cuerpo legislativo municipal.

En la sesión, los diputados provinciales opositores intentaron participar, pero fueron expulsados del recinto; incidentes que fueron registrados y llegaron a los medios nacionales.

La repercusión mediática de la gresca permitió mostrar unido al armado opositor provincial de Juntos por el Cambio- que si bien supo consolidarse como la segunda fuerza más votada en las pasadas elecciones legislativas del 6 de junio-, que durante las últimas semanas viene sumergido en medio de una feroz interna por el cierre de listas, además con este conflicto logró darle visibilidad a varios dirigentes que estaban “borrados” desde el inicio de la pandemia.

Son tiempos de campaña y la oposición sabe que tiene que capitalizar al máximo los errores del oficialismo.

Lectores: 481

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: