Economía y Empresas
¡Lo deseaba aún más alto!

Guzmán celebra el nuevo impuesto internacional que destruye al privado

El ministro kirchnerista se mostró entusiasmado por la nueva carga impositiva mundial firmada por el G7, aunque hubiese preferido un "mínimo" mayor. (Dibujo: NOVA)

El ministro de Economía, Martín Guzmán, consideró este lunes que el acuerdo alcanzado por el G7 para lanzar un impuesto mínimo universal a todas las empresas multinacionales del mundo es "un paso positivo para atacar la elusión impositiva de las multinacionales que debilita a los Estados Nación y atenta contra el desarrollo de los pueblos".

Del mismo modo, el economista que lleva las riendas del país, sin embargo, advirtió que para él debería haber sido mayor. "Cuidado: la tasa mínima probablemente también será la tasa máxima. Y 15 por ciento es muy poco", escribió en su red social.

Al intante, miles de internautas le fueron al cuello, por defender una suba de impuestos en plena pandemia, además de haber comparado las economías de los países del G7 con la del país. Ya que, Argentina se encuentra a 178 cargas impositivas del resto de presidencias que integran el foro.

Por otra parte, vale recalcar que el Gobierno nacional le aumentó un 35 por ciento a los monotributistas en plena pandemia y retroactivo a enero. También subieron 40 por ciento los gastos del Congreso, y los jubilados debajo de la línea de pobreza aún.

Este sábado, los ministros de economía de los 7 países más importantes del mundo, sucumbieron ante la agenda del Partido Demócrata de Estados Unidos, y lanzaron un impuesto global para todas las empresas internacionales. Una fatalidad en plena crisis económica.

Cabe subrayar que el impuesto del 15 por ciento será aplicado a todas las empresas multinacionales que, teniendo origen en uno de estos países, tengan operaciones en alguno de los otros seis. A su vez, deben también tener más de 10 por ciento de margen de ganancia.

"Todas las empresas con operaciones internacionales que obtengan márgenes de ganancias mayores al 10 por ciento serán afectadas por este impuesto", explicó el G7 en un comunicado, aclarando que este impuesto será casi imposible de evadir porque involucra a los países más importantes del mundo.

La iniciativa tuvo el apoyo de los gobiernos de Joe Biden (Estados Unidos), Boris Johnson (Reino Unido), Justin Trudeau (Canadá), Yoshihide Suga (Japón), Emmanuel Macron (Francia), Angela Merkel (Alemania), y Mario Draghi (Italia).

Lectores: 898

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: