Opinión
Puntos de vista

El parkour argentino

María del Carmen Taborcía, abogada y escritora.

Por María del Carmen Taborcía, especial para NOVA

El parkour es un tipo de entrenamiento y una disciplina física que consiste en ir de un punto A hacia un punto B del modo más eficiente y sencillo posible. Requiere saltar, trepar, correr, rodar, balancearse, caminar en cuatro patas y cualquier otro tipo de movimiento que demande la situación.

Hay que remontarse a la década de 1980 para encontrar su origen. Se reconoce a David Belle, actor, coreógrafo y doble de riesgo francés, como su creador. Aunque este se inspiró en su padre, Raymond Belle, un militar francés de origen vietnamita que solía entrenar utilizando obstáculos, y que denominaba parcours.

David recogió las enseñanzas de su padre y a finales de los 80 se unió a otros ocho jóvenes de su ciudad, Lisses, a 40 kilómetros de París, Francia. Ese grupo fue el germen del parkour, también influenciado por Bruce Lee, Jackie Chan y las artes marciales en general.

Al principio se juntaban a medir sus habilidades y fuerza; con el tiempo terminaron elaborando una filosofía física y mental. Por ejemplo, buscaron acostumbrar sus cuerpos al rigor, para lo cual entrenaban sin comer ni tomar agua y prohibieron cualquier tipo de queja durante los entrenamientos.

El practicante se llama traceur si es hombre o traceuse si es mujer, términos derivados del verbo francés tracer (trazar), en referencia al acto de trazar o hacer un recorrido; y debe combinar fuerza, velocidad, agilidad, coordinación, control y mucha creatividad.

Si bien existe el parkour indoor, en interiores preparados específicamente para su práctica, en general los traceurs prefieren entornos naturales y/o urbanos. Hay también diferentes formas de parkour: el Speed, en donde el objetivo es la velocidad; el Freestyle, en el que se debe mostrar originalidad, habilidad y creatividad.

Si bien no posee reglas, hay cinco movimientos básicos que se ven más que otros y que se deben dominar: 1) Pasavallas, consiste en superar un obstáculo de altura moderada; 2) Saltos de precisión, se salta entre dos puntos estrechos como la parte superior de un muro a la de una columna; 3) Recepción básica, amortiguar el impacto de un salto; 4) Rodada, aminorar aún más la caída estirando los hombros hacia adelante para rodar con la espalda; 5) Subida de muro, escalando paredes como el Hombre Araña.

¿Será que nuestros gobernantes nos someten a un parkour permanente? Con sus nefastas políticas ¿nos imponen una forma extravagante de desplazarnos? ¿Estamos los argentinos constantemente brincando, rodando, sujetándonos de las paredes, siempre al filo de una viga? ¿Vivimos continuamente tratando de hacer equilibrio?

Argentina ¿es una carrera de obstáculos?

Lectores: 21006

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: