Economía y Empresas
Alerta máxima

¿No era que ellos no privatizaban? El gobierno busca entregarle el Astillero Río Santiago a una empresa china

Desde el "Proyecto Riachuelo" denunciaron que el gobierno del Frente de Todos busca darle continuidad al proyecto privatizador del Astillero Río Santiago que puso en marcha la gestión de Cambiemos.

Desde el "Proyecto Riachuelo" denunciaron que el gobierno del Frente de Todos busca darle continuidad al proyecto privatizador del Astillero Río Santiago que puso en marcha la gestión de Cambiemos y que respondería además a acuerdos de larga data con China, que busca quedarse con las instalaciones a través de la firma Chery.

Según el análisis de este grupo de profesionales, estudiantes y trabajadores organizados en defensa de los interesas nacionales, la parálisis que atraviesa la empresa naviera estatal es solo un paso previo para su cierre definitivo y posterior privatización y por eso no hay avances con los buques en desarrollo.

El objetivo de la gestión de Pedro Wasiejko, actual titular del ARS, sería despejar el panorama para que la inversión extranjera pueda ingresar a la empresa, para lo cual es necesario un cambio en la personería jurídica y la razón social, lo que para los trabajadores sería lisa y llanamete decretar la muerte del Astillero.

La jugada, que además contaría con la complicidad de los principales referentes gremiales como Hugo "Cachorro" Godoy y Oscar de Isasi, de ATE y del propio Francisco "Pancho" Banegas, pretende que la firma china se instale en Ensenada y desde allí proyecte la producción de autos eléctricos a nivel local, invadiendo el mercado con una inversión menor gracias a que podrán acceder a las instalaciones del ARS.

Por eso, desde Proyecto Riachuelo, reclamaron además el avance de los proyectos de creación de un Transporte pro Agua con Reserva de Cargas, que crea un mercado de fletes marítimos protegido para la bodega nacional, y el de creación del Fondo de Desarrollo de la Industria Naval (FODINN), que permitirían reactivar a industria y poner en marcha al Astillero.

El riesgo, sin poner en marcha mecanismos de reactivación económica para la empresa, es que se profundice la crisis del Astillero y el vaciamiento llegue a niveles que hagan imposible continuar con la producción de buques, lo que decretaría el cierre definitivo y abriría la puerta para la privatización que promueven algunos sectores tanto del oficialismo como de la oposición.

Por eso un grupo de trabajadores y referentes de la producción comenzaron a alertar por las medidas privatizadoras y ya adelantaron que están preparados para reactivar la lucha si desde el ejecutivo deciden avanzar con esta iniciativa.

Lectores: 1214

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: