Interior del país
Elecciones

Villada, el que apaga el fuego con nafta en Salta

Ricardo Villada, ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia de Salta. (Dibujo: NOVA)

El clima pre-electoral mantiene a todos los sectores de la salteñidad alterados. No estuvo para nada desacertado el futuro ex presidente del Comité Operativo de Emergencias, Francisco Aguilar, cuando hizo mención a los funcionarios que en la actualidad están en modo campaña y no en modo covid. Ahora el que apareció tras el escándalo del pseudo homenaje al General Martín Miguel de Güemes fue uno de los que debería estar siendo señalado por ese fallido acto conmemorativo, y quien también es candidato en las próximas elecciones del 15 de agosto: El “superministro” Ricardo Villada.

Tal parece que la estrategia utilizada por el ingeniero de “hacerse el sota” respecto a las responsabilidades que le cabían por los actos de Güemes, manteniendo un perfil alejado de los medios y silbando bajito, no trajeron los resultados esperados para el candidato a convencional constituyente. Es que, lejos de “no quedar pegado” a Posadas, Pulleiro y todo lo acontecido con los gauchos, militantes, K, no K, libertarios, macristas, cristinistas y cuanto personaje se apareció cerca de los pies del monumento al Héroe Gaucho, el tiro le salió por la culata.

Es que lo que no tuvo en cuenta Ricardo fue que el alejarse de las críticas lo iba a sepultar en el olvido a menos de dos meses de ir a las urnas. “Que hablen bien o mal, lo importante es que hablen” solía decir el artista Salvador Dalí y mucha razón tenía. Porque mientras Villada se regocijaba con la crucifixión de sus compañeros de trabajo, estos últimos seguían saliendo en distintos medios de comunicación y redes sociales manteniendo algún tipo de vigencia. Esto benefició, de cierta forma, a Matías Posadas, quien tomó mayor protagonismo tras la renuncia de Aguilar al COE y sigue encaminándose como uno de los dos candidatos a senadores que van a pelear la banca por Capital. El otro, Emiliano Durand, casualmente es “apoyado” por Villada quien ya tiene experiencia en esto de perder elecciones, aunque todavía no pierde las esperanzas de lograr el premio consuelo que será la reforma de la Constitución de Salta.

Ante tal desaparición de la faz de la tierra, y tras meses de in-gestión en la que solamente se recuerda que negó a los vacunados VIP o que él se internó en una clínica privada mientras le dice a la gente que no puede acceder a una atención sanitaria que no se dejen estar con el covid, Villada reapareció en los últimos días de este junio y empezó a disparar municiones contra una “víctima” que ya los dejó a los candidatos que ocupan actualmente un cargo, bastante mal parados.

“Yo entiendo que él sufrió un desagrado con lo que ocurrió en esa situación (actos por Güemes). Él es una persona vinculada a muchos sectores de los guachos y se vio influido por todo eso. Si quieren una opinión, actuó en caliente” sostuvo el ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia de Salta. Pero, ¿de quién hablaba? Señoras, señores, sí. Villada hablaba de Francisco Aguilar.

El mismo que lo criticó a él, indirectamente, de estar más preocupado en acceder a un cargo que en velar por la salud de la gente. Y no conforme con esa chicana hacia quien fue uno de los grandes responsables de que Salta no fuera realmente una tierra de contagios y muertes por doquier, el candidato remarcó que Aguilar debe quedarse en el COE hasta el próximo 8 de julio “no porque sea imprescindible, sino porque se necesita toda la fuerza posible de todo el recurso humano para trabajar en pandemia”.

Que alguien le avise a "Richard" que los que no trabajan tanto son muchos de los que están en Grand Bourg y aparecen en el listado del Tribunal Electoral; no un médico Ad Honorem.

Lectores: 819

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: