Cómics e Historietas
Exclusivísimas comiqueras

Breaking News: a partir del 2022, Editorial Planeta publicará "El Eternauta"

Exclusiva: imagen de la tapa de la nueva Edición Cenital de El Eternauta 1. Y fragmento de la tapa de la edición de Bolsillo dibujada por Lucas Varela.

Por Ariel Avilez (*), especial para NOVA

Después de quince años de hacerlo, Doedytores, la editorial de Javier Doeyo, deja de publicar El Eternauta en Argentina. A partir del año que viene, Planeta DeAgostini toma la posta, la responsabilidad y el privilegio de alcanzar al público lector la edición de la obra maestra de Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano López.

Nos sorprendió con la noticia desde Barcelona el mismísimo Doeyo, ni bien iniciamos una charla que giraría en torno a la reedición y buena recepción de muchos de los clásicos de nuestra historieta. De hecho, la editorial Loco Rabia anunció la inminente aparición del segundo de los tres tomos de Alvar Mayor que compilarán la obra completa, al tiempo que Doedytores se preparaba a lanzar la publicación de El Eternauta 1 (a la que bautizaron como Edición Cenital) en formato vertical tras agotar, en el mismo formato,

El Eternauta Integral (todo lo que hicieron con el personaje, en equipo, sus autores originales), según nos contaba la gente de Che Distribución. Y así lo corroboraba Doeyo.

- Bueno, sí, los últimos ejemplares que quedan son esos pocos que hay porque no se va a reeditar esa obra, nosotros no la vamos a reeditar, así que eso es lo que queda de El Eternauta Integral. A partir de ahí se va a vender hasta fin de año nada más que la versión vertical de El Eternauta 1 -para apaisada está la Edición de Bolsillo-, y a partir de entonces la dejaremos de vender porque desde 2022 ya no tendremos los derechos de publicación de El Eternauta.

- ¿Tras tantos años dejan de publicar el Eternauta? ¿Cómo se llegó a eso?

- Bueno, la movida empezó cuando Netflix anunció que iban a hacer la serie de televisión. A partir de ahí, las grandes editoriales multinacionales empezaron a ponerse en contacto con los herederos de los autores porque se interesaron en publicar El Eternauta. Eso me lo comunicaron a principios de 2020, por ahí... Fue un proceso largo, con idas y venidas. Hasta tuvimos un zoom en 2020 con una multinacional interesada en la obra. Yo estuve siempre al tanto del asunto y claro, colaboré en lo que pude. Obviamente, con la extraordinaria relación que tengo tanto con los herederos de Solano como con los de Oesterheld, lo primero que se me ocurrió decirles fue: "Me parece muy bien que vayan con una multinacional porque este es el momento".

Antes de esto no era el momento, y seguramente no lo hubiera sido después, pero si Netflix va a hacer una serie y la va a poner en las pantallas de todo el mundo –eso esperamos-, evidentemente la obra merece tener una editorial internacional detrás que pueda mover ese material y cubrir las expectativas que se van a generar por un producto televisivo que seguramente va a ser un éxito. Obviamente, además de un tema económico había detrás una cuestión de trabajo que nosotros jamás íbamos a poder enfrentar.

Somos apenas una editorial de cómics de Argentina y la verdad es que El Eternauta es una obra que hoy merece otra cosa. Suponte que hubiéramos igualado la oferta económica que hizo Planeta -que es quien la va a publicar-; nosotros no podríamos igualar nunca el trabajo que va a hacer Planeta en España y toda Latinoamérica. En estos quince años hemos hecho con la obra casi todo lo que pensamos se podía hacer: desde la Edición Clásica —que fue con la que empezamos hace 15 años— a rescatar por primera vez la edición de Hora Cero y hacer la Edición Vintage - que es una edición facsimilar de lo publicado originalmente, en libro y en fascículos-; la suerte de poder trabajar con los escaneados de los originales que rescató Solano y que por primera vez se pudo publicar con esa calidad acá; la edición vertical bien hecha, porque los anteriores intentos fueron bastante malos; la edición de bolsillo, que fue un éxito absoluto y vendió muchísimos ejemplares, el año pasado la Edición Integral… No sé qué más podíamos aportar nosotros desde el punto de vista editorial a esa obra. En este momento no se me ocurre.

Ahora viene una editorial internacional, con gente muy preparada, una editorial que en España edita cómics hace muchos años y esperamos -al menos yo espero- que, además de acompañar el suceso televisivo, nos sorprenda con algo. Confío en que va a ser así. El otro día hablaba con uno de nuestros maquetistas y me decía "bueno, ojalá que Planeta no haga con El Eternauta lo mismo que hizo con (Roberto) Fontanarrosa” (en referencia al rápido transitar que tuvo ese material desde la novedad a la mesa de saldos).

Le dí mi opinión: Planeta es una editorial que hace muchísimos años publica historietas y que estoy seguro de que lo hará más que correctamente, que por ahí el humor gráfico es una cosa más rara y diferente, pero que El Eternauta va a salir muy bien, estoy seguro.

- ¿Cómo es la transición del cambio de editorial? ¿Lo que ustedes editaron -por ejemplo, la reciente edición Integral- deja de ser comercializable en el mismo momento en que Planeta se hace con los derechos de publicación de la obra?

- Lo poco que queda en Che es lo último que hay de ese material; del Integral no queda más nada. Nosotros en la editorial nos vamos a quedar con unos pocos ejemplares para vender en la próxima Feria del Libro -si es que eventualmente vuelve a hacerse, suponemos que sí, aunque no sabemos- en nuestro stand, así como tenemos también algún ejemplar de la versión de tapa dura. A partir de enero, la que estará en circulación para venta en librerías y comiquerías será la edición de Planeta pero, desde ya, lo que se haya comprado antes se va a poder vender; todo lo que nos compren los clientes antes de 31 de diciembre lo van a poder vender porque está comprado dentro del plazo contractual estipulado.

- Además de la -imagino- satisfacción del deber cumplido, ¿qué se lleva de estos quince años?

- En primer lugar, la enorme satisfacción de haber podido trabajar con Solano hasta que falleció. No solamente en esto, sino también en otros proyectos que finalmente ni siquiera terminamos de redondear para publicar. Quedaron en el tintero dos laburos muy interesantes sobre El Eternaut. El haber trabajado y el haber podido forjar una relación tan estrecha con él es algo que me llevo para mí y que es genial. Acerca del “deber cumplido”, no sé. Yo no sé si pudimos haber hecho algo más de lo que hicimos -probablemente sí-, y por otro lado yo nunca estoy del todo conforme con lo que hago. Pero bueno, eso es algo que tiene más que ver con lo personal.

Lo cierto es que hicimos mucho con esa historieta y ahora es tiempo de que le toque a otro. Desde el primer día supe que era un inquilino, que estaba alquilando una casa, que no era el propietario y que algún día me iba a tener que mudar. Bueno, estuve quince años en esa casa y ahora viene otro inquilino. El mundo editorial es así. Creo que alguna vez lo conté: al principio, no me atrevía a publicar El Eternauta. Yo ya había publicado El Regreso, y había salido muy bien, el negocio había sido muy bueno, Solano estaba muy feliz, pero aunque me lo había ofrecido, lo de El Eternauta era algo que yo sentía que me quedaba grande, no me animaba. Y lo quiero recordar porque es algo que merece mi gratitud eterna: vino Rodolfo Hamawi y me dijo "Javier, vos tenés que publicar El Eternauta". Él era editor y tenía además una imprenta, y después hizo una carrera importantísima como gestor cultural. Pero en aquel entonces él imprimía El Regreso, y fue quien me convenció y me animó.

También lo hablé con Carlos (Trillo), por supuesto, y él me decía que me animara, que no me hiciera problemas; Trillo siempre fue muy positivo. Y así empezamos, fue en 2006 y estoy muy agradecido, obviamente con Solano y obviamente con Rodolfo y obviamente con Carlos. Hay que recordarlo eso, claro que sí.

- El Eternauta fue durante años -todavía hoy lo es- el título más fuerte de su editorial, su caballo de batalla. ¿Cuál es el siguiente movimiento de Doedytores para rellenar un hueco de tal magnitud en su catálogo?

- En principio El Eternauta: el Regreso y las historietas de El Eternauta que teníamos antes de 2006 -cuando empezamos con El Eternauta clásico-, las vamos a seguir teniendo. Por otro lado, la editorial existía antes de que comenzáramos a publicar El Eternauta.

Ya hace quince años que lo publicamos, pero este año la editorial cumple treinta y dos. Así que éramos una editorial antes de El Eternauta y vamos a seguir siendo una editorial después, espero. A veces esas cosas no dependen sólo de nosotros. Después hay que aclarar que dentro del espectro de casas de cómics —que es nuestro mercado natural y al que le dimos siempre prioridad absoluta—, el Eternauta no se vende tanto como se puede suponer. Sí se vende muy bien por fuera del circuito especializado, pero dentro…, supongo que ya todo el mundo tiene El Eternauta ¿verdad? Si de algo sirvió tanto trabajo puesto de nuestra parte “lanzando permanentemente” diferentes versiones, fue para que las casas de cómics tuvieran siempre una nueva alternativa para ofrecerle a su clientela.

Con esto quiero decir que la venta de El Eternauta dentro de nuestro mercado natural de ventas no es tan importante como se pueda suponer. Y por último, yo ya soy un muchacho grande, estoy por cumplir los sesenta y uno, paso la mitad del año en España, y aquí en España -además del trabajo editorial- tengo un emprendimiento relacionado con la construcción; entonces tengo otras cosas que hacer.

La editorial por supuesto va a seguir -el haber participado en la fundación de la distribuidora Che es parte del plan general-, y nosotros ya tenemos los derechos de unos libros nuevos que van a salir: Precinto 56, una Biblioteca Gilgamesh... Así que laburo, tenemos. Por un tiempo más vamos a seguir trabajando.

- ¡Dos bombas! ¿Lo puedo comprometer a una charla acerca de la nueva edición de estos clásicos cuando ya esté cercana su publicación?

- Dale, lo hablamos más adelante.

(*) Redactor especializado en cómics.

Contratapa de una edición del año 2020 de El Eternauta que ya anticipaba el adiós de Doedytores a la obra.
Contratapa de una edición del año 2020 de El Eternauta que ya anticipaba el adiós de Doedytores a la obra.
Lectores: 2556

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: