Interior del país
Panorama político

La Formosa que es, contra la que se imaginan o desean

Michelle Bachelet habló en la ONU de Formosa y Luis Naidenoff y compañía saltaron rápido, aunque la chilena no dijo lo que ellos esperaban. (Dibujo: NOVA)

Esta última semana y como ya es habitual, imposibilitados de hacer o decir nada constructivo, la oposición hizo fila luego de conocerse un informe en el que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet nombró Formosa como una de las regiones en que había un marcado interés del organismo en que se debían revisar ciertas cuestiones vinculadas a los derechos humanos.

Puntualmente, sobre Formosa dijo: “En la Argentina, el equipo de la ONU en el país se movilizó rápidamente para responder a las preocupaciones críticas de derechos humanos en la provincia nororiental de Formosa con la llegada de la pandemia. El Coordinador Residente de la ONU dirigió una misión de evaluación virtual con la participación de [Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia] UNICEF, [Fondo de Población de las Naciones Unidas] UNFPA, [Organización Mundial y Panamericana de la Salud] OMS/OPS y [Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos] ACNUDH”.

La Alta Comisionada agregó que el equipo del organismo en el país “inició consultas con las autoridades sobre un posible programa estratégico conjunto de la ONU para responder a la emergencia sanitaria en la provincia de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos, que incluye abordar una serie de problemas estructurales, con especial atención a los pueblos indígenas y las poblaciones vulnerables”.

Jamás dijo puntualmente “en Formosa se violan los derechos humanos”, aunque les pese a sectores que tienen otros intereses.

La misión de la ONU vino a Formosa por invitación expresa del gobernador Gildo Insfrán, y en todo momento el Gobierno se mostró interesado en colaborar. Los llevaron a recorrer los Centros de Asistencia Sanitaria y los Centros de Aislamiento Preventivo Sanitarios para que vean in situ cómo se trabajaba.

Aunque el senador nacional por Formosa, Luis Naidenoff o su par, el diputado nacional por Córdoba, Mario Negri, quisieron contar otra historia y como dijo el propio senador formoseño, Bachelet confirmó con su discurso lo que habíamos denunciado en abril de este año… en realidad no fue así.

La provincia que imaginan Luis Naidenoff, Ricardo Buryaile o los políticos que vinieron a esta tierra en marzo, cuando “Formosa vendía”, dista mucho de la real. Lo siento muchachos, pero Bachelet no “habló mal” de Formosa ni trató de dictador a Insfrán ni mucho menos, dijo que ustedes pueden ser los próximos dirigentes. Que la fantasía no se les suba a la cabeza.

Lanata: show berreta que ya ni para reírse alcanza

“Nambrena, qué nos vamos a preocupar por eso” dijo el ministro Jorge González hace un tiempo cuando le contaron que Jorge Lanata en su programa de televisión PPT había hablado de él y el tiempo le dio la razón.

Este último domingo todos los de la “opo” estaban atentos al “programón” de Lanata, que iba hablar de los vuelos de Insfrán, que iba a destruir al gobernador y que, -en el imaginario colectivo de esta gente, claro está- luego del informe, seguramente mandarían a intervenir la provincia de Formosa, como ya lo sugirió la concejal Gabriela Neme.

Pero el show de Lanata, porque no se puede llamar programa periodístico –y Lanata hacía muy buenos programas antes-, a un tipo que presenta imitando de muy mala manera a un genial Tato Bores, datos erróneos, cuanto menos. Por no decir mal intencionados, pero queremos darle el beneficio de la duda.

Primer error grave: confundir al ministro de Hacienda y Finanzas de Formosa con el Jefe de Gabinete. Lanata dice que conoce Formosa al dedillo, vino en un par de oportunidades, sabe quiénes son sus funcionarios. ¡Y confunde a dos ministros de esa manera!

Pero no ello no es tan drástico

Lo realmente molesto, para los que vivimos acá, para los que sabemos del día a día; es que un tipo diga tan suelto de cuerpo que la provincia de Formosa estuvo todo el año pasado en fase 1 y meche esos dichos hablando del Programa de Ingreso Ordenado y Administrado que siguió vigente desde su implementación en marzo de 2020 hasta la fecha.

Primero que nada Formosa no estuvo todo el año pasado en Fase 1, solo fue durante los primeros 15 días que se dispuso a nivel país en marzo; luego hubo dos prolongaciones y finalmente las restricciones se levantaron al punto que, producto de esas flexibilizaciones, y tras la insistencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de hacer ingresar a unas 7 mil personas que dijeron estar varadas en las rutas; se produjeron la ola de contagios que llevaron a la decisión del Gobierno de determinar la Fase 1 (solamente) para la Ciudad de Formosa.

El resto de la provincia seguía con vida normal, dentro de la nueva normalidad impuesta por la pandemia, incluso Clorinda que en teoría estaba en Fase 1 mucho antes que Formosa, pero hacía una vida relativamente normal.

Pero además, mentir así sin necesidad en una época en que, con solo hacer un click el ciudadano puede corroborar los dichos de un periodista. En fin, Lanata, fue un show berreta que ya ni risa dio.

El informe de Amnistía

Otro organismo que puso el ojo sobre la provincia esta semana que pasó fue Amnistía Internacional. Elaboraron un informe denominado “Covid 19 y derechos humanos, la situación de la provincia de Formosa”, y sobre Formosa indicaron: “En el caso de Formosa, la organización remitió sus preocupaciones en torno a la protección de los derechos humanos a Naciones Unidas y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. A su vez, la organización requirió información a la provincia y solicitó en reiteradas oportunidades a las autoridades nacionales que realicen las gestiones necesarias para garantizar que las medidas de respuesta a la pandemia en Formosa sean respetuosas de los derechos humanos”.

Formosa sigue teniendo los índices más bajos de muertos y contagios de Covid en el país y sus medidas sanitarias han sido estudiadas por varios gobiernos. Puede uno estar de acuerdo o no, o discutir algunos métodos, pero de ahí a tildar de dictador o decir que en Formosa se violan los derechos humanos, es demasiado.

La pandemia puso a todos en alerta, no es algo con lo que se pueda lidiar fácilmente y seguro que habrá cosas que mejorar. De hecho, las recomendaciones de la ONU fueron para eso y seguro las de Amnistía también. Para seguir consolidando la Formosa que es contra la que muchos quieren que sea, que les conviene que sea.

Lectores: 1136

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: