Política
Interna caliente

No quiere ir preso ni exiliarse: Macri se reunió a solas con Rodríguez Larreta

El expresidente Mauricio Macri le teme al Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, por eso se reunieron con el fin de limar asperezas que podrían tornarse en algo más serio. (Dibujo: NOVA)

Finalmente tuvo lugar una reunión a solas entre Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. Mauricio está asustado. Cree que el Jefe de Gobierno porteño quiere jubilarlo, y que en esa apuesta no tiene límite alguno.

“Me tengo que ir del país”-afirma con preocupación, si Rodríguez Larreta se queda con el control del PRO y consigue acceder a la presidencia en 2023. Pero lo que más le preocupa es que teme que Horacio apunte sobre sus intereses económicos –la mayoría conseguidos por métodos ilegales- e, incluso, sobre su propia libertad, ordenando acelerar la multitud de causas en su contra que permanecen cajoneadas.

Por el lado del alcalde porteño, la necesidad de evitar la dispersión de fuerzas en la Provincia de Buenos Aires ante la irrupción de Facundo Manes también vuelve atractivo un entendimiento con Mauricio, siempre y cuando resigne su proyecto de “segundo tiempo”. Lo ve golpeado, sobre todo cuando acaba de conocerse que Patricia Bullrich hizo saber de su enojo con el ex presidente, que insiste en negociar a su nombre como si fuera su jefe. Por esta razón pegó el faltazo en la reunión de cúpula de Juntos por el Cambio que se realizó en el Galpón Milagro, y cerró con (Luis) Brandoni y la línea dura de la UCR porteña para unas PASO que considera ineludibles.

Macri y Rodríguez Larreta llegaron a un entendimiento para la Provincia. Mauricio está dispuesto a sacrificar a su primo, Jorge Macri, para darle vía libre a la candidatura de Diego Santilli. Pero lo que traba el entendimiento definitivo es el tema Vidal. El Jefe de Gobierno porteño la quiere sí o sí encabezando las listas en la CABA, y ofreció incluir a Patricia en tercer término.

Mauricio duda. No le parece un mal arreglo personal –aunque lo dejaría como un outsider político, ya que siente un temor enfermizo por su futuro. Pero sabe que se atraerá todos los demonios de la ex ministra de Seguridad.

En el entorno de Bullrich ya advirtieron: "Se enoja y prepárate. Patricia es la Presidenta del PRO, no una empleada de Mauricio”.

La interna del PRO cobra temperatura a cada instante.

Lectores: 261

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: