Provincia de Buenos Aires
¿Vandalismo encubierto?

Zárate: la gestión de Cáffaro hace agua

El intendente Osvaldo Cáffaro.

Por Eduardo Rivas, corresponsal de NOVA en Zárate

Paradójicamente, mientras en Zárate falta agua por doquier, el gobierno municipal hace agua en encontrar una solución sustentable y sostenible respecto al tema de la falta de tan vital líquido. Mientras arrecian las recomendaciones para lavarse las manos y, en consecuencia, sumar herramientas para prevenir el Covid-19, no se garantiza el suministro que posibilite cumplir con las pautas de cuidado.

En diciembre del año pasado el subsecretario de la Secretaría de Servicios Públicos Jorge Mangiantini “se mostró preocupado por lo ocurrido, y sostuvo que “estos hechos de vandalismo ocurrieron en más de una ocasión, y estamos muy disgustados. Venimos trabajando para mejorar el servicio de agua, y con este tipo de actos que estamos sufriendo en diferentes bombas, nos preocupa, porque hacen que el servicio sea deficiente para nuestros vecinos”.

“Estamos viendo como reforzar el tema seguridad, de hecho, le pedimos a los vecinos que viven cerca de donde están ubicadas las bombas de agua, que, si advierten movimientos raros o de vehículos que no son de la Municipalidad y de Aguas de Zárate, avisen a la DPU o la Secretaría de Seguridad municipal, para poder actuar de inmediato. Pero les avisamos a la población que estamos redoblando esfuerzos para supervisar los pozos y evitar sufrir nuevos actos”. Por su lado, Carlos Mammoli, presidente de la Sapem Aguas de Zárate, relató que “se registró un hecho de vandalismo en el pozo N° 53, uno de los que está en el camino 038 a Lima, donde anteriormente ya hubo otros dos ataques en el mismo pozo en noviembre y hace tres días”.

Pasaron tres meses y no hicieron nada. Cuando en marzo de 2021 la ciudad de Zárate tuvo graves problemas de presión de agua, Lima los viene teniendo desde hace tiempo, pero está a más de 10 kilómetros del Palacio de Cristal y el ruido no se escucha, el Municipio emitió un comunicado que obedientemente los medios ‘que siempre están’ reprodujeron, “la Municipalidad de Zárate a través de la Subsecretaria de Servicios Públicos y Aguas de Zárate, informa a la comunidad sobre un nuevo acto vandálico y robo de trasformadores de dos pozos, (21 y 22), ubicados en el camino 038 que alimentan la cañería madre que conforman el anillo de la ciudad de Zárate. Estas lamentables y reiteradas acciones mal intencionadas provocan serios inconvenientes en el servicio. En esta ocasión, la principal afecta es la zona que comprende los barrios de Villa Massoni, Centro, Villa Angus y aledaños. El Municipio realizara el procedimiento de denuncia correspondiente ante la justicia, para que se investigue a los responsables de estas acciones que dañan un servicio esencial para las vecinas y vecinos del partido de Zárate”.

¿Qué se hizo entonces? ¿Cuál es el número de causa que se inició en la Justicia? ¿Cómo se reforzó la seguridad de las instalaciones donde se encuentran las bombas para evitar nuevos hechos vandálicos? ¿Se hizo algo?

Pareciera que no, porque una acción concreta bien podría haber sido el haber instalado cámaras de seguridad que alerten de la situación a la sala de situación de la Dirección de Prevención Urbana y, ante alguna sospecha, enviar un vehículo o, ante el hecho consumado, tener una filmación que permita el esclarecimiento del hecho.

Pero no, no se hizo absolutamente nada, en abril de este año el Municipio volvió a denunciar vandalismo en las instalaciones de sus bombas de agua y el 18 de junio, ‘el Municipio de Zárate denuncia un nuevo acto de vandalismo y robo de trasformadores que alimentan importantes bombas de agua. Nuevamente se ha producido un hecho vandálico en el Camino 038, donde se pudo advertir el robo y la destrucción de los transformadores que alimentan los pozos 20, 21 y 22. Esto afecta gravemente a las tres bombas de agua sacándolas de servicio e impidiendo que continúen alimentando el anillo de la ciudad. Por este motivo, se verá perjudicado de forma significativa el suministro de agua”.

Una y otra vez pasan los mismos hechos y las acciones que se implementan son para intentar mitigar las consecuencias de los hechos y no para prevenirlos. Si en marzo arreglaron las bombas y tres meses después volvieron a ser violentadas, ¿Qué podemos esperar para el comienzo de la primavera?

En realidad, debemos preguntarnos. ¿Quiénes están detrás de estos hechos? ¿Son hechos reales o ‘inventos municipales’ para justificar la falta de agua? Si los hechos son reales, no hacen más que abonar la inoperancia y negligencia de los funcionarios municipales responsables del tema.

No. En realidad los ‘hechos vandálicos’ no son más que la consecuencia de la falta de agua y, ante la necesidad de dar una respuesta a los vecinos, se explica una y otra vez de la misma manera los mismos hechos. ¿No será que el propio Municipio ‘vandaliza’ las bombas para tener una explicación externa ante la falta de agua?

En un distrito donde eligen para radicarse empresas para las cuales el agua es un insumo básico y esencial, una materia prima central en su proceso productivo por su buena calidad, los vecinos no tienen agua. Y la poca agua que llega por las cañerías es de mala calidad.

Desde hace varios días los vecinos ven disminuido el suministro y calidad del servicio de agua y la respuesta del Municipio fue afirmar que ‘ante dificultades en el correcto funcionamiento del suministro de agua, derivadas principalmente del robo de tres transformadores del Camino 038 ocurrido la semana pasada, el Municipio comunica a los vecinos que se continúan efectuando tareas para solucionar los inconvenientes que generaron el corte del servicio de todo el anillo de Zárate. […] Pedimos disculpas a los vecinos por las molestias ocasionadas y les recordamos que se está trabajando para que el servicio retorne a la normalidad ni bien las condiciones lo permitan’.

¿Cuántos transformadores le robaron al municipio? No se puede emitir comunicados donde ‘alegremente’ se manifiesta que se ha sufrido un robo y nunca aparecen los responsables. ¿Se los robaron o se simula un robo?

Las condiciones para que haya agua es querer que haya agua y, en consecuencia, hacer lo que se deba hacer para garantizarlo. Dejar de despilfarrar dinero en un equipo profesional de básquet o un polideportivo municipal, entre otras cosas, y ocuparse de lo que hay que ocuparse.

¿El Master Plan Solidaridad Urbana se ocupará alguna vez del tema para que los vecinos tengan algo tan básico como agua? ¿Qué opinión tiene al respecto el responsable de la Unidad Ejecutora Pablo Giménez?

No alcanzan las disculpas, ya pasó más de medio año y los problemas (y las mentiras para justificarlos) son los mismos. Las vandalizaciones no se van a terminar si no se termina con los vándalos, estén dentro o fuera de la Municipalidad.

Lectores: 454

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: