Martín Vestiga
Una producción de NOVA

Martín Vestiga y el apriete de Axel a Alberto

Martín Vestiga (Dibujo: NOVA)

Sagaz como siempre. Intrépido e inquisidor. Adjetivos que sólo califican a Martín Vestiga, un asiduo colaborador de NOVA que vive trabajando y que, en sus ratos libres, investiga como pocos. Todo un adicto a su profesión.

Las nuevas restricciones son tema obligado de agenda tanto para los grandes medios como para cualquier charla de café, ya sea real o virtual y por eso intentando entender la rosca política que siempre hay de fondo volvía colarme en los pasillos de la gobernación, donde me topé con mi amiga Elsa Pito, famosa por andar a los saltos de despacho en despacho, por lo que siempre tiene buena información.

– Elsa querida, ¡tanto tiempo! Seguro tenes data de la buena para mi.

- Hola Martín! Pero claro, a un amigo como vos no se le niega la buena data.y esta que te voy a contar es de primerísimo nivel, así que ojito con los que haces.

- Tranquila querida... siempre discreción, ya lo sabes. Pero vayamos a los bifes asi no te robo mucho tiempo.

- Mira Martín, acá en cada despacho se comenta que finalmente Axel Kicillof se le plantó al Presidente y lo apuró con las nuevas medidas para no tener que pagar ningún costo político en un año electoral.

- Bueno Elsita, eso es lo que se comenta acá, y seguro que hay mucho de expresión de deseo más que de información...

- Nooo, ¡para que te cuento! Porque lo que están diciendo es que esta vez fue la propia Cristina Kirchner la que le dio la orden al gobernador de ponerse firme y exigirle a Alberto Fernández que tome las medidas, sabiendo que con eso el jefe de Gobierno se ponía de punta.

- ¿Vos me están diciendo que CFK mandó a Kicillof a pelearse con Alberto?

- No se si tan asi, pero lo que es seguro es que hubo una orden directa para que el mensaje le llegue de manera al Presidente, que como muestra de sometimiento al poder K debió ceder y tomar medidas en contra de lo que las recomendaciones de una parte de su equipo. Por eso el papelón de Nicolás Trotta defendiendo la presencialidad hasta último momento.

- O sea que Alberto actuó de arrebato y por la presión del kirchnerismo...

- ¡Se comió terrible apretada Martín! El mensaje del jueves pasado salió grabado pero igual fue un desastre, culpó a los médicos y después tuvo que salir a disculparse y no habló de la ayuda económica, porque cuando salió el mensaje el Gobierno todavía no sabía que anunciar en ese tema.

- Una desprolijidad total, más o menos como siempre con este gobierno. Pero decime Elsita, en el kirchnerismo nadie pensó que esto podía dañar a Fernández?

- Al que hay que cuidar es a Axel, no a Alberto. Ese es el tema. Están pensando en la elección y en la Provincia y por eso las fichas están puestas en achicar los costos políticos para Axel y potenciar sus chances para el futuro, ya sea para reelegir o para competir por el Sillón de Rivadavia si en 2023 no hay mejores opciones.

- Yo sabía que no me ibas a defraudar querida! Siempre alguna bomba para mi. Ahora te dejo y me voy rapidito para la redacción no sea cosa que mi jefe, Marito Casalongue se avive que salí sin permiso y ¡se me arme quilombo!

Elsa Pito, simplemente entró a un despacho y yo apuré el paso hacia las escaleras, quise salir por la entrada principal pero me hicieron notar que estaba cerrada, cruce otras vez los pasillos y encaré hacia la agencia para contar esta historia.

Lectores: 2377

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: