NOVA Deportes
Exclusivo NOVA

Nicolás Castro: "Jugar la Copa Sudamericana fue como tocar el cielo con las manos"

El volante de Arsenal de Sarandí formado en Gimnasia y Esgrima de La Plata charló con NOVA y repasó su carrera, además de dejar sensaciones con respecto a la preparación para la fase definitoria de la copa.
Fue compañero en Sarmiento de la nueva incorporación de Boca, Nicolás Orsini, de quién dijo ser muy amigo.
Fue compañero en Sarmiento de la nueva incorporación de Boca, Nicolás Orsini, de quién dijo ser muy amigo.
Tuvo un paso por San Martín de Tucumán, en el que resaltó la grandeza del club y la cantidad de gente que lo sigue.
Tuvo un paso por San Martín de Tucumán, en el que resaltó la grandeza del club y la cantidad de gente que lo sigue.

El volante de Arsenal de Sarandí formado en Gimnasia y Esgrima de La Plata charló con NOVA y repasó su carrera, además de dejar sensaciones con respecto a la preparación para la fase definitoria de la copa.

Nicolás Eduardo Castro es un jugador nacido en Ranchos, partido de General Paz, tiene 31 años y se desempeña en Arsenal de Sarandí como volante por la izquierda. Desde NOVA tuvimos la posibilidad de charlar con él y le consultamos por su formación en Gimnasia: “Estuve doce años ahí y es un club muy lindo que me dejó muy buenos recuerdos y muy buenos amigos, no hay nada malo para decir de Gimnasia”. El volante llegó a debutar en primera pero no obtuvo continuidad y siguió su carrera en el torneo Federal A.

Sobre ese torneo, comentó: “Es un campeonato complicado, con muchos viajes pero como experiencia me sirvió un montón”. Tuvo pasos por Juventud Unida y Unión de Mar del Plata, donde mostró buenos rendimientos y pudo foguearse, además de compartir plantel con jugadores de experiencia.

Tuvo su salto al Nacional B, jugando un año y medio en Crucero del Norte, donde aclara “jugué el 95 por ciento de los partidos y me fue muy bien, fui uno de los goleadores del equipo”. Recibió un llamado del DT de Quilmes y cambió de aires nuevamente, aprovechando para estar más cerca de su familia. Castro comentó: “Que te llame el técnico cambia todo porque ves el interés real, después él se fue y no tuve tanta continuidad en mi segundo semestre”.

Dadas estas condiciones, pasó a un buen proyecto como Sarmiento de Junín donde pasó un gran año, teniendo un gran rendimiento y perdiendo dos finales por los ascensos, con respecto a esto comentó a NOVA: “Se sintió una frustración muy grande porque fue un esfuerzo muy duro de un año entero, pero a la vez muy satisfactorio llegar hasta ahí, disfruté mucho en el club”. Aquí también fue compañero de la nueva incorporación de Boca, Nicolás Orsini, de quién dijo ser muy amigo.

Luego tuvo un paso por San Martín de Tucumán, en el que resaltó la grandeza del club y la cantidad de gente que lo sigue: “Hicimos un amistoso al mes de que yo llegué y el estadio explotó, eso para un jugador cambia todo, era algo impresionante”. Pudo tener un gran campeonato estando en posiciones de ascenso hasta que llegó la suspensión del torneo debido a la pandemia.

Fue justo en ese momento cuando recibió el llamado de un técnico de la primera división: “Desde el momento en que el huevo Rondina me llamó puse mi cabeza en Arsenal”. Aprovechó un nuevo embarazo de su esposa para acercarse a su familia y para dar el gran salto a la máxima categoría. El proyecto del equipo funcionó y pudieron tener un gran campeonato encontrando titularidad y la clasificación a la Copa Sudamericana, lo que catalogó como “tocar el cielo con las manos”.

Arsenal ya regresó a la pretemporada y el volante se entrena de la mejor manera para afrontar el choque de octavos contra Sporting Cristal de Perú el 14 de julio.

Lectores: 224

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: