Judiciales y Policiales
Ante la Justicia de Estados Unidos

Lo que dejó Don Julio: un banco suizo lavó 25 millones de dólares para Grondona

Julio Humberto Grondona fue presidente de la AFA y vicepresidente de la FIFA, murió en 2014. (Dibujo: NOVA)

Trascendió que el banco suizo Julius Baer llegó a un acuerdo extrajudicial para quedar al margen de la investigación del FIFAGate, el escándalo de corrupción que sacudió al fútbol mundial y que involucró a más de 40 dirigentes de diferentes países del mundo con el suizo Joseph Blatter (85), presidente del organismo, a la cabeza. Julius Baer debió pagar cerca de 80 millones de dólares, entre multas y decomisos, para quedar eximido de la causa luego de ser acusado de un cargo de “conspiración para blanquear dinero”. El acuerdo extrajudicial no sólo sirvió para que la entidad financiera evitara daños mayores en su reputación, sino que también ayudó para terminar de atar hilos en el entramado de coimas y sobornos alrededor de la pelota. Este jueves, tras una publicación de la Fiscalía Federal del Distrito Este de Nueva York, se supo que el banco admitió ante la Justicia que lavó más de 36 millones de dólares para repartir entre funcionarios de la FIFA. Y que al menos 25 millones fueron a parar a cuentas bancarias de Julio Grondona y sus herederos.

De acuerdo a la documentación que el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó ante una Corte Federal de Nueva York, es dinero proveniente de sobornos que recibió Grondona, fallecido en 2014, y otros dirigentes a cambio de la facilitación a la hora de la adjudicación de los derechos televisivos de los Mundiales de 2018 hasta 2030. Y ahí, entre las revelaciones, vuelven a aparecer dos viejos conocidos y arrepentidos del FIFAGate: el empresario argentino Alejandro Burzaco (57), ex CEO de Torneos y Competencias que se declaró culpable en 2015 por el pago de sobornos; y de otro argentino, el exbanquero Jorge Luis Arzuaga, quien en 2017 admitió su culpabilidad tras confesar, entre otros delitos, que ayudó a transferir dinero proveniente de coimas al fallecido expresidente de la AFA y exvicepresidente de la FIFA, entre otros dirigentes.

El banco Julius Baer & Co. Ltd. ha admitido ante un tribunal federal de Brooklyn que conspiró para blanquear más de 36 millones de dólares en sobornos a través de los Estados Unidos a funcionarios de fútbol de la FIFA y otras federaciones de fútbol. Estos sobornos eran parte de un esquema en el que las empresas de marketing deportivo sobornaban a funcionarios de fútbol a cambio de derechos de transmisión de partidos de fútbol”, comienza el documento difundido por la Fiscalía Federal del Distrito Este de Nueva York.

Y detalla: “Según las admisiones en la declaración de los hechos, desde aproximadamente febrero de 2013 hasta mayo de 2015, BJB, a través de Arzuaga, conspiró con ejecutivos de marketing deportivo -incluyendo a Alejandro Burzaco, el ejecutivo de control de Torneos y Competencias, S.A. (Torneos), una empresa de medios de comunicación y marketing deportivo con sede en Argentina- y otros, para blanquear a través de los Estados Unidos al menos 36.368.400 dólares en sobornos pagados a funcionarios de fútbol a cambio de derechos de transmisión de partidos de fútbol (...) Burzaco y los co-conspiradores acordaron pagar aproximadamente 30 millones de dólares al vicepresidente senior de la FIFA, que también era el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, por su apoyo en la adjudicación de los derechos de transmisión regional de las ediciones 2018, 2022, 2026 y 2030 de la Copa del Mundo. Como parte de la conspiración de lavado de dinero, el BJB, a través de Arzuaga, transfirió aproximadamente 25 millones de dólares de este dinero a una subcuenta en el banco y lo mantuvo allí para este alto funcionario de la FIFA.”

La historia no termina en los Mundiales. También avanza sobre la adjudicación de los derechos televisivos de las ediciones 2015, 2019 y 2023 de la Copa América, así como también como la Copa América Centenario de 2016. Y ahí aparecen el uruguayo Eugenio Figueredo (89), ex presidente de la Conmebol y de la Asociación Uruguaya de Fútbol; el brasileño Marco Polo Del Nero (80), otro miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol; y José María Marín (89), también ex presidente de la CBF. Además se probaron coimas en las adjudicaciones de los derechos de TV de viejas ediciones de la Libertadores y los apuntados son el paraguayo Juan Ángel Napout (63), extitular de la Conmebol, y al boliviano Romer Osuna, ex tesorero del organismo, fallecido en 2019.

Julius Baer, el tercer banco privado más grande de Suiza había revelado en 2020 que venía colaborando desde 2015 con EE.UU. en su investigación sobre el FIFAGate. El acuerdo se produjo casi cuatro años después de que Arzuaga, que trabajó en Credit Suisse hasta 2010 y en Julius Baer hasta 2015, se declarara culpable en Nueva York de falsificar documentos y no informar a las autoridades de sospechas de lavado de dinero dentro de la red.

Lectores: 1014

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: