Política
No más excusas. A producir

¡Thanks Joe! Estados Unidos libera las patentes de las vacunas y Argentina celebra

¿Un favorcito? El anuncio de Joe Biden trae alivio a un convulsionado gobierno nacional al que la campaña de vacunación contra el Covid se le está escapando. (Dibujo: NOVA)

El anuncio del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden este miércoles de que su gobierno apoyará la propuesta que varios países presentaron en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para suspender temporalmente la propiedad intelectual de las vacunas contra la covid-19 es una buena noticia para la Argentina.

De hecho, conocida la noticia, el canciller Felipe Solá manifestó: "La Argentina recibe con alegría el respaldo del gobierno de Joe Biden a la suspensión de las patentes de las vacunas contra el Covid. Implica una gran posibilidad de aumento de la producción. Muchos países podrán verse liberados de esa limitación".

Por la noche, Alberto Fernández se pronunció en la misma sintonía por Twitter: "Desde un principio, incluso en el G20, he remarcado que es imperioso que las vacunas sean un bien público global".

Argentina jugó fuerte en el agrietado debate que por entonces se había iniciado en la Organización Mundial de Comercio. Allí, países en desarrollo y pobres pidieron a los ricos que se deroguen, al menos de manera temporaria, las obligaciones incluidas en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), para que cualquier país pueda producir las vacunas sin preocuparse de las patentes.

Para entonces, el Gobierno ya naufragaba con su plan de vacunación masiva, al haber rechazado o demorado la negociación con los laboratorios estadounidenses, como Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. El Gobierno se concentró en Rusia, China, en el fondo Covax que no tienen suficiente producción, en el AstraZeneca, que no mandó ni una sola dosis.

Fueron Sudáfrica y la India quienes presentaron el 2 de octubre de 2020 la primera iniciativa en la OMC para que se libere al menos temporal las patentes de vacunas contra el COVID. Y se empezó a discutir el tema con un fuerte rechazo por parte de Estados Unidos, la Unión Europea, Suiza, sede de potentes laboratorios. Pero también se oponen países ricos como Noruega, Japón, Australia y el Reino Unido.

Argentina estuvo desde el primer momento de ese debate junto a Sudáfrica y la India, que muchos estiman ha sido uno de los factores que "movilizó" el corazón demócrata. País con una industria fuerte de producción de vacunas, está atravesando su peor momento desde que se expandió por el mundo la pandemia: pasó a ser el tercer país con el mayor número de muertes en el mundo.

Lectores: 1231

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: