Política
Incertidumbre

NOVA tenía razón: Guzmán tiene el "boleto picado" y el Instituto Patria busca a su reemplazante

Martín Guzmán en la cuera floja por su manejo de "despido" a través de los medios de comunicación. (Dibujo: NOVA)

Alberto Fernández ya tomó la decisión, y es un secreto político que manejan Cristina Fernández de Kirchner y Maximo Kirchner: Federico Basualdo está renunciado y su final formal como subsecretario de Energía será anunciado cuando la crisis haya desaparecido de la Casa Rosada y el Instituto Patria.

Mientras tanto, Martín Guzmán piensa que Basualdo abandonará la oficina de manera inmediata pero eso no ocurrirá. El Instituto Patria tiene la mirada puesta en el ministro de Economía y su camino está próximo a acabar.

Guzmán tiene una mirada sobre la negociación de la deuda externa y su impacto en la economía doméstica que es rechazada por CFK. El ministro sabe que es imposible lograr un acuerdo de Facilidades Extendidas a un plazo de 10 años y que no existe la posibilidad de reducir las históricas tasas del FMI.

La vicepresidente y su hijo Máximo piensan lo contrario. Y ya asumieron que Guzmán no jugará de su lado.

Guzmán explicó al Presidente que Basualdo dilata la segmentación de las tarifas y que actuaba como free rider. Alberto Fernández autorizó su remoción en la Subsecretaria de Energía y dejó que Santiago Cafiero y Guzmán hicieran la faena política. El jefe de Estado nunca imaginó que su ministro de Economía echaría a Basualdo a través de los medios de comunicación.

Esperaba una charla a solas, un elogio de ocasión, o una llamada directa a la Subsecretaría de Energía. Esa impericia política -explicaron en Balcarce 50- irritó a Alberto Fernández y congeló la salida inmediata del funcionario que funciona cuando habla con Cristina y Máximo. “Guzmán se pasó de rosca, y ahora hay que esperar”, explicaron en las cercanías del Presidente.

Lectores: 1555

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: