Política
Elecciones 2021

Vidal y Manes se disputan como "imbatibles" de Juntos por el Cambio para la Provincia

Vidal y Manes se asoman de cara a las próximas elecciones. (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi), corresponsal de NOVA en Casa de Gobierno y Legislatura

En las últimas horas el macrismo habría logrado que finalmente María Eugenia Vidal aceptara volver a competir por la Provincia de Buenos Aires encabezando la lista de diputados nacionales de este año, lo que le garantizaría a la oposición no solo hacer una buena elección sino obtener un triunfo, quizá ajustado, pero triunfo al fin.

El escenario despejado para le ax mandataria se completa con una mayor aceleración de los acuerdos políticos para que se habilite una reelección mas de los intendentes y los legisladores, de manera que los alcaldes puedan volver competir por sus distritos y relegen momentaneamente sus aspiraciones provinciales, o en el peor de los casos vayan a una segura derrota en la interna contra una candidata que cosnideran "imbatible".

El problema es que desde el radicalismo decidieron patear el tablero y no acelerar los tiempos imponiendo a Maximiliano Abad como un candidato de confrontación dentro de Juntos por el Cambio, pero si mover las fichas y ubicar frente a la ex gobernadora a otro candidato que consideran imbatible, que además se merecía una "revancha" luego del veto que sufrió en 2017, por parte de Vidal.

Se trata del neurocirujano Facundo Manes, que ya recorre la provincia de la mano de su hermano Gastón, que desde hacer rato tiene una mayor participación partidaria en territorio bonaerense.

El científico será la opción radical para este año y para el 2023, y cuenta con la ventaja de no haberse medido nunca electoralmente, y sobre todo de haber tomado distancia del gobierno de Mauricio Macri antes del desastre económico, por lo que para algunos tiene una superior autoridad moral que Vidal para encarar la reconstrucción de la provincia.

Además, Manes lograría encolumnar tras de si a todos los sectores del radicalismo que se movilizaron a las urnas en el mes de marzo y hasta tiene la chance de arrastrar a sectores del peronismo no K que supo abrevar en Cambiemos pero que hoy se muestra reticente a mantenerse dentro de la alianza opositora.

Por primera vez desde que se creó Cambiemos, hoy Juntos por el Cambio, hay dos de los partidos que lo integran que consideran que su potencial candidato o candidata tiene chances de obtener el triunfo en una disputa interna, por lo que las PASO podrían ser para alquilar balcones.

Danza de candidatos del Frente de Todos

La casi confirmación de que Vidal volverá a pisar territorio bonaerense encendió luces de alarma en el oficialismo porque la lectura coincidente es que el Frente de Todos no tiene un candidato o candidata capaz de enfrentarla en las urnas en el actual contextos de crisis económica y sanitaria, lo que trastoca algunos de los planes originales del oficialismo.

El primero que ve relegadas sus chances es el ministro de Seguridad, Sergio Berni, que hasta hace unas semanas era número puesto para la competencia electoral, pero que ahora esta en duda porque no termina de entusiasmar ni a propios ni ajenos y empiezan a salpicarlos los escándalos de la bonaerense a un año de la desaparición de Facundo Astudillo Castro y en medio de sospechas por el rol de los peritos de la bonaerense en choque que protagonizó Carolina Píparo en enero.

Crecen entonces las chances del actual jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, que ya había sido medido en la provincia sin que demostrará tener por si mismo un peso electoral importante. Sin embargo, el dato positivo es que no genera altos niveles de rechazo y tiene un alto nivel de desconocimiento, por lo que la potencialidad de crecimiento de su figura lo convierte en un candidato mas que potable si hay consensos dentro del oficialismo.

El otro que aparece es el titular de la cartera de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, figura legislativa central del primer massismo y hoy pieza desgastada de un gobierno que no termina de encontrarle la vuelta al aumento de la pobreza, pero que logró contener el desastre y mantener al margen las protestas sociales a pesar de sa realidad.

Desde la provincia en tanto se evaluación posibilidades, pero no esta claro si el gobernador Axel Kicillof buscará fortalecer una posición propia en el Congreso Nacional o si se mostrará mas interesado en modificar la relación de fuerzas en la legislatura, sobre todo en la Cámara Alta que hoy representa un verdadero obstáculo a la hora de avanzar con transformaciones de la estructura provincial.

En ese sentido ya comenzó la ronda de consultas con los referentes de las diferentes secciones electorales, aunque las definiciones llegarán mas adelante y nadie tiene en claro quien o quienes.

Lectores: 968

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: