Información General
¡Le queda perfecto el bigote!

Alberto Fernazi: la DAIA repudia la postura contra Israel

El Presidente, tras su voto antisemita, realizó un escueto comunicado que despertó la ira de la comunidad judía e hizo pedir un reclamo por parte del ente vinculado a los Derechos Humanos. (Dibujo: NOVA)

El presidente Alberto Fernández quedó en el ojo de la crítica luego de que el pasado viernes votara en Naciones Unidas a favor de investigar “posibles abusos a los derechos humanos por parte de Israel”. Asimismo, se acerca a un posicionamiento a favor de Palestina y el mundo árabe, alejándose de Estados Unidos y Europa durante un momento crítico del país.

De tal manera, corre el eje ideológico mucho más a la izquierda política, ya dejando de lado el centro tan neutro que siempre mantuvo Argentina históricamente. A su vez, ello despertó críticas por parte de la comunidad judía y, de repente, desde la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas buscaron agendar una reunión en la Casa Rosada con el máximo mandatario.

Queda destacar, de antemano, que el Gobierno nacional emitió un pobre comunicado acerca de la decisión tomada y sin justificación aparente. Casi como si su agente de prensa resultara ser el mismísimo Joseph Goebbels. Ahora tan solo le queda al Presidente tomar las riendas de la propaganda nazi ejecutada por el ex mandatario alemán, Adolf Hitler.

La reunión ocurrió el día viernes, luego de la lamentable votación, y duró una hora y media, en un clima que en la previa había estado cargado de tensión. "La abstención hubiese sido el escenario más prudente", sentenció el titular de la DAIA, Jorge Knoblovits.

"El Gobierno explicó que nunca se legitimó a Hamas como organización valedera. Dijimos que en lo sucesivo sería bueno que haya otras maneras de condenar al terrorismo. Lo que le correspondía a Argentina era abstenerse", aseguró Knoblovits, a los medios presentes.

La cita estuvo acompañada del vicepresidente primero de la entidad, David Stalman; el secretario general, Alejandro Zuchowicki; el tesorero, Marcos Cohen, y el titular del Consejo Federal, Fabián Neiman, de la DAIA de Tucumán.

El encuentro no se estiró más allá de los 90 minutos y, fuentes oficiales, dejaron en claro que se trató de una charla "honesta, ágil y transparente". Por suma obviedad, no hubo tensión pero si desencuentros, en el cual ahora el país se alinea internacionalmente a Venezuela, Cuba, Rusia, China y demás países pro islamitas.

"Estar en un espacio como el Consejo de Derechos Humanos, con países que no son democráticos, que violan sistemáticamente los derechos humanos, que no respetan libertades individuales, ver a mi país votando en ese sentido...", sentenció Knoblovits fuera de la Casa de Gobierno.

"Nos dijeron que Argentina históricamente respeta el multilateralismo. Les contestamos que no estamos de acuerdo con esa adhesión, y que en lo sucesivo, que esperemos que no lo haya, podamos hacer una acción conjunta para que esto no replique en Argentina. Porque esta situación que pasó en Medio Oriente, y venimos a hablar de lo que ha pasado en Argentina, ha aumentado el antisemitismo, el antisionismo, y la convivencia en las comunidades", expresó.

Ante todo lo referido, resulta lamentable y contradictorio visualizar a la República Argentina tomando posturas radicales que ponen en juego la situación internacional del país. Primero, no alzando la voz contra las constantes violaciones de los derechos humanos en Venezuela. Ahora, soltándole la mano a Israel frente al mundo.

Lectores: 180

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: