Provincia de Buenos Aires
Panorama Politico

Juntos por el Cambio empuja a Vidal a la Provincia

La ex gobernadora bonaerense recibe presión interna para lanzarse como candidata para este año. (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi), corresponsal de NOVA en Casa de Gobierno y Legislatura bonaerense

Un juego de pinzas se cierne sobre la ex gobernadora María Eugenia Vidal, que cada vez recibe más presión desde su propio espacio político para encabezar las listas bonaerenses y enfrentar lo que hoy es una casi segura derrota a pesar de la crisis sanitaria y el verdadero descalabro que en materia económica enfrente la gestión del Frente de Todos.

Ni siquiera los tiros por elevación de la ex mandataria, intentando proyectarse nacionalmente tuvieron efecto y desde el manojo de intendentes del Grupo Dorrego, hasta la líder del PRO Patricia Bullrich, pasando por un sector del radicalismo, todos les reclaman que levante el perfil y comience a recorrer la Provincia.

El problema para Vidal es que apenas una puñado del alcaldes radicales confía en que puede alcanzar una victoria frente a los candidatos del oficialismo, ya que desde su propio partido la quieren jugando en este turno electoral para sacarla de la cancha en 2023, ya que luego de dos derrotas consecutivas sería muy difícil que alguien la considere para volver a disputar la gobernación.

Algo similar ocurre en el ala dura del PRO que encabeza Bullrich, que sorpresivamente adelantó que iba a competir por la CABA, dando a entender que hoy los números no favorecen a los candidatos del macrismo, por lo que es conveniente refugiarse en el terruño de Horacio Rodríguez Larreta, una jugada en la que intento primerear, por ahora sin suerte, la propia Vidal.

Incluso Elisa Carrió, desplazada del territorio bonaerense en 2017 por la entonces gobernadora, ahora la proyecta como figura posible en un escenario muy favorable para que la alianza opositora revalide sus títulos, sobre todo en la Legislatura de la Provincia, dónde será muy difícil que el oficialismo revierta los números, a pesar de que se ponen en juego las bancas de las elección de 2017, que fue la mejor de Cambiemos.

Lo que hay que reconocer es que aún siendo víctima de las internas de su propio frente electoral, Vidal sigue siendo una de las figuras mejor posicionadas en la provincia, y su candidatura le ahorraría a Juntos por el Cambio todo el esfuerzo de instalación de un nuevo candidato, sobre todo en medio de la pandemia de COVID-19, aunque la ex gobernadora deberá resolver si quiere o no convertirse en la madre de la derrota.

Del lado del oficialismo siguen la jugada atentamente y creen que hay un error en la proyección que realizan desde el principal espacio opositor, porque una derrota con su "mejor" candidata, podría impactar en la base de apoyo electoral para el futuro y fugarle votos hacia posiciones de derecha como las que representa José Luis Espert, o devolverle votos al peronismo.

"No vamos a hacer nada para evitar que sea candidata", es lo que repiten los armadores del Frente de Todos cuando aparece en la discusión el nombre de María Eugenia Vidal. Confían en derrotarla nuevamente y en debilitar de esa manera a toda la estructura de macrismo bonaerense.

Mientras tanto la rosca política en los pasillos de la gobernación empieza a quedar atada al plan de vacunación, más o menos con las mismas probabilidades que en la oposición, ya aún con altas probabilidades de conseguir un triunfo, la llegada o no de las vacunas puede hacer la diferencia en los comicios distritales.

Es decir que también el Frente de Todos busca a los padres y madres de eventuales derrotas, que en muchos casos podrían correr la misma suerte que Vidal y sumar dos derrotas consecutivas, como es el caso del titular del Puerto de Bahía Blanca, Federico Susbielles, que algunos impulsan nuevamente como referente en la sexta sección.

El plan A de los sectores más alejados del cristinismo en el gobierno provincial es retomar la candidatura de Sergio Berni, y darle así salida al polémico funcionario. En caso de ganar el triunfo será licuado por la gestión de la pandemia, pero en caso de perder será identificado claramente como responsable de la derrota, o al menos eso es lo que evalúan algunos de los armadores cercanos a Axel Kicillof.

Lectores: 470

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: