Interior del país
Cambios

Salta: la reemplazante de Chuky no terminó de asumir y ya piensa en ser candidata

María Emilia Orozco era hasta hace unos dos meses una total y absoluta desconocida.
María Emilia Orozco llegó al concejo tras la renuncia de Ariel Flores.
María Emilia Orozco llegó al concejo tras la renuncia de Ariel Flores.

Aunque declaró públicamente que no está interesada en el armado de listas o de figurar como cabeza de éstas, la joven concejal salteña ya tiene la mira en el próximo 4 de julio. María Emilia Orozco llegó al concejo pocas semanas atrás tras la renuncia de Ariel Flores, el edil salteño que fue condenado por robo y hechos de violencia cometidos contra una mujer en un barrio humilde de la capital de Salta.

María Emilia Orozco era hasta hace unos dos meses una total y absoluta desconocida. La joven integró en 2019 la lista de concejales del partido Ahora Patria, del dirigente Alfredo Olmedo, y ocupó el sexto lugar en la competición electoral. Tras la renuncia del cabeza de lista Alberto Castillo (titular de Recursos Energéticos y Mineros de Salta, S.A. -REMSA- una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria, responsable de administrar los recursos energéticos y mineros de la Provincia) y la posterior asunción de Santiago Alurralde como reemplazante; quedó como una posible suplente en el hipotético caso de que algo pasara con sus compañeros de campaña.

Muy pocas veces en política se aprecia algún reemplazo en cargos legislativos. Los que ocurren, porque ocurren, generalmente se da en aquellos que renuncian a las bancas por asumir un cargo de mayor jerarquía (intendencia, gobernación, ministerio, senaduría, diputación, etc); o en su defecto por fallecimiento estando en ejercicio. Pero la llegada de la joven fue, sin duda alguna, tras un escándalo nacional que pocas veces se puede apreciar.

Y no porque los políticos no generen escándalos como cualquier hijo de vecino, sino porque pocas veces se ve a la Justicia ir contra ellos. En este caso, ella llegó a reemplazar a Ariel Flores, “Chuky”, un humorista y comediante salteño (sí, esos son nuestros concejales) que acompañó al Olmedo en gran parte de la campaña con su show y como premio obtuvo una banca en el Concejo Deliberante con un sueldo para nada despreciable.

Pero lo que muchos no sabían, o si lo sabían lo tenían bien oculto para que no se destape la vergüenza, era el pasado para nada lejano que acarrea el edil que en marzo fue condenado por hechos de robo y violencia en perjuicio de una mujer en un humilde barrio de la capital salteña.

La misma Orozco afirmó que le hubiese gustado sumarse al cuerpo legislativo en otras circunstancias y, aunque expresó que su cabeza hoy está en legislar por y para los salteños, también está pendiente de lo que ocurre con las negociaciones electorales que vencen mañana en toda la provincia. Es que, a menos de dos meses de asumir, la edil ya manifestó que le gustaría renovar su banca en el edificio de calle Líbano.

Si bien criticó a sus pares que están en plena campaña y esperan ocupar las cabezas de listas, ella declaró no estar interesada y que no se mete en el entramado de las alianzas o candidaturas. Y no, si es medio nuevita, eso lo hacen los que ya pagaron derecho de piso.

“Lo que decidan va a estar bien. He vivido las elecciones detrás de bambalinas y he visto las peleas, los egos. Estoy muy lejos de eso, quiero vivir la política desde otro lugar”, señaló la joven que descartó ser familiar del ex olmedista Gustavo Orozco, el diputado salteño de Rosario de la Frontera, otro que debe afrontar las mieles de la Justicia dentro de poco.

Lectores: 796

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: