Política
El contrato fue por 20 millones

Inoperancia: en once vuelos a Moscú, el Gobierno sólo trajo un promedio de 400 mil dosis de la vacuna rusa

A pesar de la alta frecuencia, la Casa Rosada no consigue traer grandes cargamentos de vacunas. (Dibujo: NOVA)

A pesar de la alta frecuencia, la Casa Rosada no consigue traer grandes cargamentos de vacunas. Una diputada pidió explicaciones por un costo adicional de casi 25 millones de dólares en la logística.

El contrato que el gobierno argentino firmó el 9 de diciembre de 2020 con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) fue por la provisión de 20 millones de dosis de la Sputnik V fabricada por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología, a un costo de 9,90 dólares por cada dosis, para aplicarlas en 10 millones de personas. Aunque existen varias cláusulas de confidencialidad sobre los términos del acuerdo, está claro que Argentina debió hacerse cargo del retiro de las dosis en Moscú.

La alta demanda de aeronaves cargueras disparó los costos a nivel mundial. Cuando se buscaron precios para concretar el primer cargamento que se terminó cristalizando entre el 23 y el 24 de diciembre pasado, según fuentes de la Casa Rosada, la de Aerolíneas Argentinas resultó la mejor oferta, porque además del precio final ofreció facilidades que otras empresas no podían garantizar como el tiempo de espera si había demoras en las entregas y que no hubiera penalidades. Otros factores a favor: tener una flota de aviones a la cual recurrir en cualquier momento y los pagos en pesos entre el ministerio de Salud y la empresa aérea.

“Se divulgaron cifras que no estaban actualizadas”, dicen fuentes de Aerolíneas Argentinas ante las sospechas que circularon sobre supuestos sobreprecios. De acuerdo a informes del Banco Mundial, el costo por kilo de cada cargamento oscilaría entre 1,50 y 4,50 dólares. Pero ante la gran demanda y el apuro de los que adquirieron vacunas y necesitaban trasladarlas las empresas empezaron a cotizar el servicio a un promedio de 7,50 dólares por kilo.

La diputada de la Coalición Cívica, Mónica Frade, le pidió al Ministerio de Salud que conduce Carla Vizzotti que informara cuál había sido el costo de cada vacuna de las que había comprado Argentina. La legisladora elevó una solicitud de Acceso a la Información Pública que le permitió descubrir entre los ítems detallados un “costo adicional de 24,9 millones de dólares”, por la compra de los 20 millones de vacunas Sputnik V.

Además, Pablo Ceriani, el presidente de Aerolíneas Argentinas, quien acostumbra reflejar cada movimiento de la empresa respecto de las vacunas en su cuenta de la red social Twitter, citó en una de sus publicaciones un artículo de la revista especializada Aviación on Line para refutar los cuestionamientos a los altos costos de cada viaje a Moscú.

Lectores: 976

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: