Política
Mete presión

La campaña electoral de Biondini hace ruido en Buenos Aires

El Frente Patriota de Alejandro Biondini sigue desarrollando una campaña llamativa en la Provincia de Buenos Aires.

Como se viene informando desde hace meses, el Frente Patriota de Alejandro Biondini sigue desarrollando una campaña llamativa en la Provincia de Buenos Aires, sumando agrupaciones del peronismo disidente y cerrando acuerdos electorales a lo largo de los 135 municipios. Ya a pocos meses de las PASO, el panorama político bonaerense comienza a despejarse y hay un dato que encendió alarmas en el kirchnerismo: los nacionalistas comenzaron a medir en las encuestas.

El trabajo de los armadores de Biondini comenzó luego de las presidenciales, donde el FP cosechó 60.000 votos a nivel nacional. Como explican sus dirigentes, este partido tomó decisiones internas fuertes y comenzó a construir poder de una forma diferente, lo cual facilitó el crecimiento.

Una de las claves para el FP es contar con su personería, algo de lo cual carecen otras agrupaciones en danza como son los libertarios de José Luis Espert o los conservadores de Juan José Gómez Centurión, que aún están en la difícil búsqueda de afiliados, tarea complicada en tiempos de pandemia. De ambos espacios también hay desprendimientos que decantan en las filas del biondinismo, y como noticia, se supo este fin de semana que la agrupación NOS ya habría perdido a la mayor parte de sus dirigentes de la Cuarta Sección a manos de los armadores del Frente Patriota.

Otro dato para tener en cuenta es el nerviosismo que genera el armado de Biondini, a punto tal que días atrás un ex diputado provincial y actual armador de los libertarios en Buenos Aires llamó ofuscado a los referentes del Frente Patriota. La razón se conoció después: distintas agrupaciones que acompañaban al espertismo en la Tercera Sección estarían abandonándolo al saber que aún no tienen partido político propio para participar, y tendieron puentes con los nacionalistas a sabiendas que ellos sí podrían brindarles espacios en sus listas.

La noticia que terminó de dinamitar las esperanzas de los seguidores de Javier Milei fue la caída de la UCEDE, partido que está a punto de caducar luego de descubrirse graves irregularidades, entre las que brilla el hecho de que eligió a un muerto como congresal, un escándalo de enormes proporciones.

Ajeno a las disputas, Alejandro Biondini avanza en su campaña. En marzo inauguró dos locales propios en Ezeiza junto a su candidato a Concejal local, Aníbal Sarubbi. También proclamó a su candidata a Concejal en Carmen de Patagones, la dirigente peronista Karina Bartolini, al tiempo que cerró un acuerdo de unidad con la agrupación Ferroviarios de Base, titulares del estratégico Club Ferroviario de Villa de Mayo de Malvinas Argentinas. También definió a su candidato en San Vicente, el referente vecinalista Arturo Gargano, y esta semana realizará actos de campaña en Florencio Varela y Moreno.

Los nacionalistas siguen tejiendo sus redes y quizás son uno de los elementos más llamativos de estas elecciones venideras por su actividad. Si ciertas encuestas aciertan en sus pronósticos, Biondini estaría muy cerca de obtener un escaño en el Congreso, un suceso tan singular en la política argentina como cuando los menospreciados socialistas del principios del siglo XX lograron que Alfredo Palacios fuese diputado nacional.

Lectores: 1575

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: