Provincia de Buenos Aires
El negociado detrás de las elecciones

Raverta compra partidos políticos en Mar del Plata

La líder del Frente de Todos en Mar del Plata busca poder ser la única con la lapicera en la ciudad, para acomodar a sus militantes de La Cámpora.

Fernanda Raverta, directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social, entiende que las elecciones legislativas están a la vuelta de la esquina, por lo que estaría comprando documentación de partidos políticos. Ya fue candidata a intendente por el Frente de Todos, en las pasadas generales del año 2019.

El fin con el cual estaría adquiriendo espacios como Movimiento Evita, Barrios de Pie y Polo Obrero, sería con la idea de poner referentes que respondan directamente a ella. A su vez, sustituiría a los actuales militantes, para llenarlo de seguidores K.

Supo trepar como la espuma en la actual gestión de Alberto Fernández, pasando a ser titular de ANSES tras haber sido ministra de Desarrollo Social bonaerense. No ha sido por su activa militancia, más bien por portación de sangre azul, su padre es el ex montonero Mario Montoto. Y su madre María Inés Raverta, guerrillera desaparecida en el Proceso de Reorganización Nacional.

Ya en la cartera más presupuestaria de Nación, se encargó de ubicar a propios, como a su esposo Pablo Obeid en la seccional de Mar del Plata. Una vez puestas las piezas, habría comenzado a comprar en dólares diferentes organizaciones sociales y partidos políticos, con el fin de crear sucursales de empleados públicos y demás militantes formados.

“Resulta seguro entrar a trabajar en el estado, siempre y cuando te formes en el Movimiento Evita, Barrios de Pie o Polo Obrero, aparte de ir a los eventos que organizan”, dicen desde los círculos más íntimos. Del mismo modo, agregan que “está lleno de gente que estuvo en La Cámpora, algo así como un curso de formación para poder llegar al Municipio o ANSES”.

Todo se da en el contexto de cómo ella expulsó a trabajadores del ANSES que no se alineaban a sus ideas, persiguiéndolos hasta en las redes. “Tiene que contarle a todos como vino a perseguir trabajadores, rajar al que no piensa como ella”, expresó a NOVA un ex empleado estatal, Leandro Mena.

En la misma línea, este último añadió que “es la funcionaria más antijuridica del Gobierno actual”. Del mismo modo, Raverta habría hecho asumir a trabajadores kirchneristas que son militantes activos de diferentes sucursales políticos alineados al Peronismo.

Ante todo lo referido, vale aclarar que estamos haciendo eje sobre una funcionaria totalitaria que compra agrupaciones como reserva ideológica de su nicho. Por lo tanto, deja a jubilados y pensionados en el último escalafón de preocupación real.

Lectores: 1238

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: