NOVA Tecnología
El Proyecto Bernanke se mantuvo a escondidas

Google usó un sistema secreto para sacar ventaja en el negocio de los anuncios

Los documentos que revelan esas acciones están vinculados a una demanda contra Google en Texas.

Google reconoció que utilizó un sistema para tomar ventaja en el negocio de los anuncios, que se mantuvo en secreto y fue descubierto en documentos judiciales vinculados a una demanda antimonopolio contra la compañía que está en marcha en Texas, Estados Unidos.

Los mencionados archivos son parte de la respuesta de Google a la demanda por supuestas prácticas monopólicas que lleva adelante el Estado de Texas desde diciembre, que apunta a la empresa por eventualmente degradar la competencia en el sector de los anuncios digitales en servicios como su buscador y el portal de videos YouTube.

Ese mecanismo utilizaba datos previos de compras de publicidad digital para dirigir hacia el precio que deberían pagar, práctica que generó cientos de millones de dólares en ingresos anuales para Google, de acuerdo a la fuente. En concreto, el gigante de Internet se basaba en los datos recopilados de los anunciantes que usaban su intercambio de anuncios para, de ese modo, tomar provecho frente a la competencia.

¿Cómo funcionó ese sistema “secreto”? La empresa accedió a datos históricos relacionados a las pujas realizadas a través de Google Ads (su sistema publicitario digital) para cambiar las ofertas de sus clientes y aumentar las posibilidades de ganar subastas por impresiones de anuncios, lo que puso en desventaja a las herramientas publicitarias rivales.

La respuesta de Google

La firma del buscador reconoció esa actividad y defendió su uso, indicando que analizar información exclusiva no implica una acción inapropiada. En una presentación de Google de 2013, se indica que el Proyecto Bernanke generaría 230 millones de dólares ese año.

¿Un sistema ilegal en Android?

Recientemente, una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa de los consumidores en Europa denominada Noyb presentó una queja ante la Autoridad de Protección de Datos de Francia acusando a Google de utilizar un sistema ilegal para la dirección de anuncios publicitarios en Android, uno de sus productos más reconocidos.

En la presentación se indica que Google viola la denominada “ley de cookies” vigente en la Unión Europea con el empleo de un identificador para publicidades en Android. Esa norma data del año 2002 y es independiente del Reglamento General de Protección de Datos de 2018 (GDPR) de la UE.

En simetría con los documentos provenientes de la demanda en Texas, la queja presentada por Noyb nota que el sistema en cuestión, conocido por sus siglas AAID, conserva datos anteriores y no impide que los anunciantes rastreen la actividad de los usuarios. Si bien la queja se presentó en Francia la organización señaló que casi todos los teléfonos con Android se ven afectados por esa práctica.

Si bien la demanda podría derivar en una sanción “sustancial” contra Google, no hay garantía de que eso finalmente ocurra.

Lectores: 439

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: