Interior del país
¿Los verdes, están tranquilos?

Machado estoico: no lo pudieron tumbar y ahora fija cimientos de cara a las elecciones en el Chaco

Machado marca la cancha para las elecciones. Sigue como secretario general y al parecer "con peso".

En la mañana del miércoles el secretario general de Camioneros Chaco y presidente del CET (Partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo) Chaco, Juan Carlos Machado y el apoderado de dicho partido, Carlos Mosqueira, fueron recibidos por la doctora Zunilda Niremperger jueza electoral federal, en su despacho.

Según publicó el propio Machado en sus redes sociales eso se da en el marco del comienzo de un nuevo año electoral “y con el fin de ir ajustando algunos temas de interés provincial y nacional”.

Contó también que “se trató de una charla amena que no se extendió por más 40 minutos y que culminó con un saludo a las nuevas autoridades del juzgado”.

Machado además de conducir en el Chaco el sindicato que a nivel nacional lidera Hugo Moyano, también preside el partido del CET, brazo político del movimiento obrero, y con chombita “ultracara” –las cosas le están yendo bien en todo sentido- fue a visitar a Niremperger y hasta le llevó una casaca de fútbol firmada.

Como hormiga Machado se posiciona no solo en Camioneros sino también en esta agrupación escudado por Karina y Pablo Moyano y que desde hace un tiempo encabeza una cruzada solidaria y contacto directo con la gente y analizando meter a algún candidato en las Legislativas también en el Chaco.

Es que este 2021 es año de elecciones de medio término en el país, pero también Camioneros Chaco debe renovar su comisión directiva porque vence su mandato fue por eso que se presentó turbulento e incluso con intenciones de “tumbar” a Machado por miembros de su “propia gente” secundada por el secretario gremial Isaías Alegre ahora las cosas están en una “tensa calma”.

Si bien no se terminaron las internas y los conflictos después de los fuertes roces entre Machado y Alegre por ahora pareciera que se dio una suerte de “arreglo” que pende de un hilo porque los roces y la grieta no se borran quedaron por el hambre del poder. Tampoco se borra el episodio en que en su último intento por borrar de un plumazo a Machaco, su segundo, Alegre, llevó a las empresas de los afiliados un papel para que la gente firme y conseguir un aval ante los Moyano y correrlo a su compañero.

En fin, con todo lo que pasó, trapitos sucios hechos públicos de por medio, además del tirón de oreja de la Federación y visto que Alegre no pudo sacar a Machado del medio con sus artimañas se lo tendrá que fumar, ya que él es el secretario general hasta que se termine el mandato y al secretario gremial no le conviene una intervención porque el fracaso de Machaco sería su propio fracaso y daría pie a que en Camioneros se metan terceros.

Machado como trabajo de hormiga antes de que se pronuncie la segunda ola de Covid-19 comió asados con los compañeros, les dijo que “todo está calmo” y que las elecciones se disputaran, pero por ahora por la pandemia quedaron prorrogadas hasta antes de fin de año.

Dependerá de Isaías Alegre o de Machaco que se cumpla “la rotación de poder” que los llevó a que se produzca el quiebre en la conducción de los verdes y quien de los dos dé el paso al costado para que la grieta se subsane. Como van las cosas Machado no sede y el poder “está en sus manos”. Alegre corre segundo.

Lectores: 643

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: