Opinión
Punto de vista

La vigencia de Marx

María del Carmen Taborcía, abogada y escritora.

Por María del Carmen Taborcía, especial para NOVA

Julius Henry Marx (1890-1977) fue un actor, humorista y escritor estadounidense, conocido principalmente por ser uno de los miembros de los hermanos Marx. Es considerado el cómico más influyente de todos los tiempos, siendo sus frases, a pesar del paso del tiempo, destacadas en la cultura pop por generaciones. Su nombre artístico era Groucho Marx.

Los hermanos Marx que incursionaron en el cine fueron Chico, Harpo, Groucho y Zeppo. Provenían de una modesta familia de inmigrantes alemanes judíos de larga tradición en espectáculos de variedades. Groucho debutó en el mundo del espectáculo a los 15 años como cantante solista.

Luego comenzó a actuar junto a sus hermanos en vodeviles y finalmente en revistas, realizando giras por todo el país. En 1910, estando en Texas, un enojo de Julius por una actitud del público, fue amplificado con locas improvisaciones de sus hermanos y así surgió el primer número cómico, del que nació “Humor en la escuela”.

Fueron progresando en el mundo del espectáculo hasta que en 1925 los hermanos Marx tuvieron una oportunidad en Broadway. Posteriormente firmaron un acuerdo con la productora de cine Paramount con la que hicieron varias películas: Los cuatro cocos, El conflicto de los Marx, Plumas de caballo y Sopa de Ganso, entre otras. Años más tarde comenzaron a trabajar con la Metro Goldwyn Mayer con la que filmaron: Una noche en la ópera, El hotel de los líos, Una tarde en el circo, Tienda de locos.

La última película en la que actuaron juntos fue Amor en conserva en el año 1950.
Julius, de sobrenombre Groucho (de la palabra inglesa grouch que significa “gruñón”) se ponía un mostacho postizo muy incómodo y un día decidió quitárselo y pintárselo con betún, añadió unos característicos andares gachos y completó su personaje con cejas pobladas, un habano y anteojos de metal.

Habitualmente interpretaba a un abogado de gran verborragia, pícaro, ingenioso y dispuesto a todo por dinero. Poseía un humor corrosivo, alocado y anarquista. Groucho fue el más exitoso de los hermanos, gracias a su faceta como escritor y por un programa televisivo que presentaba, “Apueste su vida”, con el que realmente se hizo famoso en los Estados Unidos.

Groucho Marx es actualmente sumamente citado a raíz de sus geniales e irónicas reflexiones y pensamientos como: “Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente”, “yo encuentro la televisión bastante educativa. Cuando alguien la enciende en casa, me marcho a otra habitación y leo un buen libro”, o “paren el mundo que yo me bajo”.

Una leyenda urbana atribuye a Groucho Marx la frase “Estos son mis principios, y si no le gustan, tengo otros”. En realidad, apareció en un periódico de Nueva Zelanda en 1873 en la forma “Estos son mis principios, pero si no les gustan, yo los cambio”.

En cualquier caso, con esta fórmula se describe la hipocresía y la volubilidad de las creencias y valores del político que cambia de parecer y de principios, acomodando su discurso para beneficiarse.

Lectores: 11279

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: