Ciudad de Buenos Aires
Segunda ola de Covid-19

Cumbre en Olivos: economía sin freno, un aumento explosivo de casos y escuelas abiertas son los puntos a debatir

Horacio Larreta, será quien coordine con el presidente un plan para llevar adelante un nuevo periodo de controles mas estrictos. (Dibujo: NOVA)

En la previa al encuentro de este sábado 3 de abril en Olivos a las 10, desde la Ciudad intentarán conservar sin mayores cambios el estado actual de las restricciones. No habrá anuncios ni participará Kicillof, en principio.

La reunión que convocó Alberto Fernández para este sábado a las 10 de la mañana servirá para confirmar la estrategia de Nación de volver a poner en el centro de la agenda el debate sobre el combate de la pandemia en pleno ingreso a la segunda ola de contagios. El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta será quien coordine con el presidente un plan para llevar adelante un nuevo período de controles más estrictos, pero a partir del que no se resienta ni la actividad económica ni se frene el regreso a las aulas.

Desde el 30 de diciembre que Rodríguez Larreta no visita Olivos, en aquella ocasión para analizar medidas tras un fuerte rebrote que amenazó con interrumpir la temporada de verano. Ese día hubo un tercer actor en la residencia presidencial: Axel Kicillof, el gobernador bonaerense.

No estará ahora, en buena parte porque la relación con Nación es más fluida, los encuentros entre ambos ejecutivos se repitieron en estos meses, y porque el plan de restricciones que se espera que baje Nación cuando se haga un anuncio formal tendría consenso desde La Plata.

"Vamos con la convicción de nuestra parte de que la Educación presencial es prioridad", es el primer mensaje que bajan desde Ciudad cuando se les consulta sobre qué postura mostrará Larreta en el encuentro con el Presidente.

Si bien en Nación hay coincidencia ahora respecto a la necesidad de mantener los colegios abiertos con protocolo, desde el gobierno porteño quieren asegurarse esa continuidad avalados por números que lo respaldan.

En el primer mes de clases, que comenzaron el 17 de febrero, pasaron por las escuelas porteñas 700.518 personas distribuidas en 45.056 burbujas y con un presentismo de 89 por ciento de los estudiantes. Los casos positivos de Covid-19 acumulados en ese período fueron 1.215, un 0,17 por ciento del total, de los cuales 60 por ciento fueron docentes y otro 40 por ciento alumnos.

El otro punto que van a poner sobre la mesa tiene que ver con la recuperación económica mostrada por la Ciudad a partir de diferentes aperturas dispuestas cuando la cuarentena se fue flexibilizando. "Tenemos que resguardar el trabajo de muchas actividades económicas y culturales que lograron establecerse con protocolos seguros", sostienen fuentes porteñas de cara a la reunión y anticipándose a los efectos de una segunda ola.

Reseñarán, en ese sentido, que la caída de la actividad económica en la Ciudad fue más alta que a nivel nacional durante 2020, estimada en un 12,4 por ciento, y de un 21 por ciento durante el segundo trimestre, el más restrictivo de la pandemia. El pedido será mantener activos con protocolo sectores centrales de la economía porteña, como la gastronomía y la construcción.

El tercer ítem de la lista que llevará Larreta tiene como foco central las vacunas, que vienen llegando en cuentagotas. "Hay que garantizar el flujo de dosis a la Ciudad, dado que tenemos capacidad instalada para avanzar con ritmo sostenido en los mayores de 70 años y luego en los mayores de 60", aseguran desde Uspallata.

Felipe Miguel, jefe de Gabinete de la Ciudad, dialogó el viernes con Radio Rivadavia y dejó declaraciones en esa línea. "En la Ciudad no estamos tomando ninguna nueva medida de restricción. Existen algunas que restringen algunas actividades todavía y otras que a través de los protocolos tienen algunas limitaciones", aseguró el funcionario.

Lo epidemiológico, lógicamente, será central en el debate. Ante la escalada de casos de las últimas semanas, con picos por encima de los 16.000 contagios diarios y un crecimiento de infecciones en el AMBA, la idea de ambas administraciones será bajar un mensaje de cuidado a la sociedad frente a la segunda ola. "La situación es grave", se repite casi a coro.

No habrá espacio, aseguran, para charlar sobre una eventual postergación de las próximas elecciones PASO, previstas para el 8 de agosto. El tema se negoció entre referentes legislativos de la oposición, como Cristian Ritondo y Mario Negri, y referentes del gobierno nacional, y tendrá un nuevo capítulo este martes, cuando la Mesa de Juntos por el Cambio busque unificar una posición para seguir conversando con el Gobierno.

Lectores: 288

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: