Humor
CFK y el síndrome del hurto

Tomá, por atrevido y por "kurioso"

De pequeño se debe aprender en qué sectores hay que meterse y en cuáles no.

En la vida siempre hay que ser precavido, cauto y no desesperarse por nada, ni siquiera hasta por ir más allá de lo que el momento te plantea, en algunos casos, pero en otros, se puede avanzar y se debe arriesgar para intentar tener un resultado positivo.

Ya desde la niñez, los pequeños deben aprender que con ciertas cosas no se juega, se debe tener cuidado y hasta hay que temerles. Tal como sucede con CFK, una sigla que dice y hace poco, pero te saca mucho.

Tres simples letras que se han instalado en un país desde hace tiempo, y hoy prácticamente lo dominan de punta a punta. Donde hicieron y siguen haciendo lo que quieren y no respetan ni a los pobres adultos mayores.

Unas iniciales que en su momento aparecieron en todas las planas y en decenas de cuadernos, pero que hoy en día, es como si no hubieran hecho nada.

La realidad indica que no hay que ser “kurioso”, y hay que saber dónde meterse, porque la intriga puede ser muy fuerte, pero el cimbronazo mucho peor y te puede llevar a la ruina como todo un país.

Lectores: 1849

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: