Interior del país
Cambios

Salta: Posadas, el último gran perdedor, sería candidato a senador

El hombre que destruyó al radicalismo salteño hace unos años y creó un partido paralelo, tendría aspiraciones de dejar el cómodo cargo que ocupa en el Gobierno de Salta.

El hombre que destruyó al radicalismo salteño hace unos años y creó un partido paralelo, tendría aspiraciones de dejar el cómodo cargo que ocupa en el Gobierno de Salta. Aparentemente, todo indica que el líder del Frente Plural pretende quedarse con la banca que ocupa Guillermo Durand Cornejo y que, al parecer, no tendría intenciones de renovarla.

Matías Posadas, quien no gana una elección hace varios, pero varios años, estaría buscando la “bendición” del gobernador Gustavo Sáenz para ser el único candidato del frente oficialista que compita por la banca que este año queda vacante en la Cámara de Senadores de Salta por el departamento Capital.

El actual secretario General de la Gobernación, ya tuvo la oportunidad de presentarse en elecciones durante varios años. En 2011, accedió a una banca en la Cámara de Diputados a través del Frente Plural, un partido político nacido tras la pelea que éste y otros secuaces como su hermano, el actual ministro de Turismo de Jujuy, Federico Posadas, y el urtubeycista Matías Assennato; ocasionaron en la Unión Cívica Radical salteña y las filas de sus juventudes.

Con previa participación en algunos cargos como funcionario público, pasada la mitad de su mandato como legislador fue nombrado interventor del Instituto Provincial de Vivienda de Salta (IPV) por el entonces gobernador Juan Manuel Urtubey. Pasados unos meses, volvió a presentarse como candidato por su partido y, aunque tuvo una actuación que lo ubicó por detrás del Partido Obrero, logró obtener nuevamente una banca.

Tras ese período, Posadas aspiró a un cargo de mayor jerarquía. Con la vista clavada en el Congreso de la Nación en Buenos Aires, el líder pluralista anunciaba su participación dentro del Frente Unidad y Renovación (UR) para disputar la banca a diputado nacional. En la interna, Matías quedó en segundo lugar detrás de Andrés Zottos, lo que le costó conformarse con una segunda candidatura suplente ya que su puesto, por cupo femenino, lo ocupó Liliana Guitián, la hija de la ex intendenta de Cachi. Fue la primer gran derrota.

Meses después, y camuflándose como más lo sabe hacer, Posadas abandonó el frente de Urtubey y se unió a las filas del saencismo quien había arrasado en las legislativas locales de ese año consiguiendo varias bancas en senadores, diputados y el Concejo Deliberante capitalino. Sin mucho esfuerzo, logró ser uno de los precandidatos a intendente de la ciudad en el año 2019 dentro del Frente Sáenz gobernador, pero quedó fuera de competencia tras perder en las PASO contra Bettina Romero. Era el segundo cachetazo y, tal vez, el más doloroso desde que amagó con candidatearse a la intendencia de Salta en 2015.

Luego de eso la historia es conocida. Como premio consuelo le dieron uno de los cargos más altos en el Gobierno Provincial llegando a tomar importancia, sobre todo, durante los comunicados permanentes y anuncios realizados en torno a la pandemia por coronavirus. Pero su imagen se desgastó y hay quienes aseguran que tiene un “Efecto Villada”. Igualmente, esto no le quita la ilusión al líder del Frente Plural que aspira a ser el nuevo Durand Cornejo o, mejor aún, igualar la performance que tuvo el actual gobernador durante su paso por la Cámara Alta salteña.

Eterno perdedor vuelve al ruedo: Como cada año electoral, desde hace 12 años, Matías Posadas nuevamente busca ser candidato a algo. En esta oportunidad ya comenzó a entregar bolsones alimentarios (con empaque que incluye logo del Gobierno de la provincia) y recorre barrios de la ciudad dejando su sello y amorosa sonrisa. Todo indica que Posadas ya avisó a los cercanos que quiere ser “el senador de Gustavo”, algo que para los memoriosos es la deuda pendiente del gobernador puesto que ese espacio es el que perdió hace un par de años con el Partido Obrero. Situación que habiendo pasado 8 años aún atormenta a nuestro actual líder. Pero como hombre precavido vale por dos él no tan joven Matías estaría tirando ser senador para finalmente arreglar y ser candidato a diputado provincial. Lo mismo de siempre.

Lectores: 980

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: