Versiones fidedignas
Apostillas políticas

Versiones fidedignas: la Wanda Nara de la política

Detrás de la puerta se pueden escuchar versiones de todo tipo. (Dibujo: Fernando Rocchia, de NOVA)

Los manuales advierten que en materia política "no se hace lo que verdaderamente se piensa, ni realmente se piensa lo que se dijo". Por eso, los rumores y murmullos son tan importantes como los "textuales" de cada día...

La pandemia por el Covid-19 ha generado muchos cambios en la vida de los argentinos, varios se han reconvertido, se acomodaron a la necesidad del momento y no tuvieron muchos problemas en tratar de dar solución a los inconvenientes que presentó el encierro, después el aislamiento, que dejaron casi todo acomodado para el distanciamiento.

La nueva normalidad no discriminó clases sociales, ni trabajos, y eso fue lo que sucedió con la protagonista de esta información. Muchas personas se vieron obligadas a desprenderse de ciertos detalles que realizaban antes de la pandemia, y para suplantar esos huecos que se generaron buscaron alternativas cercanas, aquello que estuviera a mano y que hoy son parte de su vida en este distanciamiento.

Así es como esta gran primera funcionaria ha encontrado la solución a su deseo sexual en uno de sus empleados más cercanos.

Esta señora del sur, con un norte bien claro, se la conoce por su sed de poder, el cual hoy logra saciar de diferentes maneras, pero pocos saben de su pasión y cercania a uno de los pecados capitales (ha realizado otros, pero no se han comprobado) más "chanchitos" como la lujuria.

Una fuente consultada por la este portal, dio cuenta de este dato que sin dudas abre una puerta a lo impensado de acciones que puede realizar la dueña de esta historia. Muchos desearían verla de rodillas, con las manos juntas en señal de perdón, pero el único que hoy puede lograr esa imagen (sin pedir perdón) es el chofer de la protagonista.

El hombre en cuestión, que no despierta demasiada atención cada vez que se lo ha visto, es el fetiche preferido de esta funcionaria de primer nivel que durante la pandemia ha encontrado en este empleado de su círculo de confianza al juguete sexual de turno, y el cual se convirtió en un habitual amante.

Todo habría comenzado por una locura ocasional y hoy la relación es muy estrecha, aunque la ubican a ella como una amante muy "express" ya que solo le gustaría arrodillarse y hacer lo que hace con muchos argentinos: "agarrarlo de los hue...". Aunque a diferencia del resto de la población a su chofer le otorga un plan llamado placer.

La fuente consultada sostiene que "suele pasar cuando llegan a la casa de la señora o cuando se produce algún impas de su agenda, donde usan el auto de telo". Sin dudas la impunidad para hacerlo en cualquier parte es algo a lo que está muy acostumbrada.

Eso es todo, estimados lectores. Hasta pronto…

Lectores: 1517

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: